21/08/2020

Mendoza: qué hay detrás del congelamiento de sueldo de los funcionarios

Presentado demagógicamente, el decreto de Suárez implica un nuevo ajuste sobre los estatales.

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, ha firmado un nuevo decreto congelando los sueldos de los funcionarios provinciales hasta el 31 de diciembre. El anuncio, replicado en todos los medios de comunicación como un gesto positivo del mandatario, está cargado de demagogia y hasta de cinismo.

Lo que se esconde detrás de este decreto es el congelamiento de salarios del conjunto de los estatales, aún por más tiempo. Esto sumado al pago escalonado del aguinaldo, que recién empieza en septiembre. Si consideramos que la inflación se calcula en 40% para fin de año, el reciente aumento del 6% en los combustibles y el inminente aumento de la tarifa eléctrica, el congelamiento nominal de los salarios resulta un recorte efectivo en la capacidad adquisitiva de los mismos y, por lo tanto, un ajuste directo al bolsillo de los trabajadores.

La trampa del anuncio está en que los sueldos de los funcionarios provinciales están atados a los básicos de revista de los trabajadores estatales: a la clase más alta y con porcentajes que los llevan muy por encima del sueldo más alto de la administración pública, además de ser totalmente en blanco.

Queda en evidencia el acto de demagogia de Suárez, con el que también lanza un mensaje claro al conjunto de las patronales de la provincia, como los de las industrias metalúrgica y los bodegueros que se resisten a dar aumento a sus obreros y obreras.

Rechazamos esta orientación de ajustar aún más a los trabajadores, que atraviesan la pandemia con sueldos congelados desde enero y sin aguinaldo, mientras se aprestan a garantizar el pago de la deuda a los fondos buitres.

Nuestros esfuerzos están puestos en reforzar, unificar y extender las asambleas y expresiones de lucha que surgen en cada repartición por un aumento salarial de emergencia, el pago inmediato del aguinaldo y el pase a planta de todos los trabajadores precarizados del Estado.

 

En esta nota

También te puede interesar:

Un gran paso en la unidad del movimiento obrero estatal.
Se realizó este sábado 24. Los trabajadores denuncian que cobran sueldos de miseria de $8.400.
En la reunión con los sindicatos, el gobierno se refirió a la crisis de deuda para justificar el congelamiento salarial.
El jueves 15 se desarrolló una jornada de lucha en los hospitales Rawson y Misericordia.
Vamos por salarios y condiciones de trabajo dignas a los obreros rurales