22/04/1999 | 623

Menem y la Otan

Este 1º de mayo está colocado bajo el signo de la necesidad de la acción unida de los trabajadores de todo el mundo contra la masacre imperialista en los Balcanes. El ataque militar de la Otan inaugura un nuevo período de crisis y guerras internacionales, con graves consecuencias para todos los pueblos. Estados Unidos está movilizando tropas para invadir la región y Clinton acaba de pedir el aumento del presupuesto militar. El gasto lo pagaremos los trabajadores con mayores impuestos y mayores intereses sobre la deuda externa.


Pero para emprender una lucha internacional común, los obreros debemos conquistar un campo de acción independiente en cada uno de nuestros países. Mal podemos luchar contra una guerra imperialista si nuestras organizaciones son laderas de las patronales que se enriquecen con esa guerra. Si alguien no sabe lo que esto significa, pregúntenle a los que dinamitaron la fábrica militar de Río Tercero para eliminar las pruebas de un contrabando de armas que tenía por destino, precisamente, los Balcanes. Los argentinos tenemos decenas de compatriotas muertos como resultado de la política de la Otan para recolonizar todo el este de Europa y Rusia y reafirmar su dominación sobre los estados petroleros de Asia.


El Partido Obrero convoca:


• contra el imperialismo mundial y la Otan, internacionalismo de la clase obrera


• para ganar la lucha por nuestras reivindicaciones, que nuestras organizaciones rompan con el Estado y los partidos de la patronal (eso son Duhalde y la Alianza), para poner en pie una alternativa dirigida por la clase obrera.

También te puede interesar:

Una declaración pide que los Derechos Especiales de Giro se usen para salud, pero el gobierno acaba de cancelar 300 millones de dólares en intereses al organismo financiero.
Lucha de clases y represión violenta en Estados Unidos
El film nominado al Oscar de Shaka King intenta llamar la atencion sobre la actividad politica de las Panteras Negras y sobre el asesinato estatal de uno de sus lideres revolucionarios, Fred Hampton
Martín Guzmán habilitó una subasta de dólares a la medida de los fondos de inversión Pimco y Templeton.