21/04/2011 | 1173

Militarizan niños en Mendoza

La policía de Mendoza -la más denunciada de América del Sur ante organismos internacionales por casos de homicidios, torturas y corrupción- se ha hecho cargo de dar instrucción militarizada a 4 mil chicos pobres de la provincia. Los niños deben desfilar, saludar militarmente y someterse a una disciplina cuartelera. Esto es, ni más ni menos, que un huevo de la serpiente, un empollamiento del facismo.

El gobernador mendocino, Celso Jaque, suele decir: «Soy conservador», condición que no le impidió ser un buen aliado de los K. Ahora se le ha ocurrido impulsar el llamado plan «Creciendo Juntos», dirigido por el comisario general Pedro Giménez. Popularmente, esta canallada se conoce con el nombre de «programa minipolicías». El senador provincial Armando Camerucci (UCR) denunció que «en algunos lugares del sur se los está adoctrinando» (a los niños).

Mendoza es una provincia particularmente castigada por la inseguridad, producto -precisamente- de la corrupción terminal de su fuerza policial. Ahora, esos mismos policías buscan respaldo de una parte de la población para militarizar a chicos de 7 a 13 años, en un remedo de los «balilla» mussolinianos.

He ahí las derivaciones de la descomposición del Estado y de sus organismos de represión.

En esta nota

También te puede interesar:

Se realizó este martes 27 una movilización en solidaridad con las víctimas.
Desde las asambleas se prepara un gran acampe como próxima medida.
Se realizó este sábado 24. Los trabajadores denuncian que cobran sueldos de miseria de $8.400.
Vamos por salarios y condiciones de trabajo dignas a los obreros rurales