13/09/2021
Paso 2021

Misiones: 20 mil votos al Partido Obrero para seguir construyendo una alternativa de las y los trabajadores

Derrota del oficialismo provincial del Frente Renovador.

Las elecciones primarias del 12 de septiembre dejaron en Misiones como saldo una derrota del oficialismo provincial del Frente Renovador a manos de un conjunto de colectoras de Juntos por el Cambio, pero también la consolidación del Partido Obrero como la cuarta fuerza política de la provincia.

Con una participación de unos 600 mil votantes, las cinco listas de Juntos por el Cambio obtuvieron 240 mil (40%), el gobierno provincial del Frente Renovador 197 mil votos (32%), las tres listas del Frente de Todos unos 100 mil votos (17%). El Partido Obrero se consolidó como cuarto bloque político, llegando a 20 mil votos, por encima de los liberales -que pegaron un salto llegando a 19 mil votos.

La Renovación nuevamente fue derrotada en una elección nacional, como sucedió en 2019. La estrategia del “misionerismo a ultranza» y los millones de pesos gastados en publicidad no sirvieron para romper la nacionalización de la elección, y el oficialismo provincial quedó 40 mil votos debajo de Cambiemos. La Renovación pone en juego dos bancas en el Congreso, y esta derrota le quitaría una. Esto no pone en juego la dominación política de la provincia, ya que Juntos por el Cambio y el Frente de Todos le garantizan los votos para aprobar las leyes ajustadoras en la Legislatura misionera. Vale decir que, a pesar de la nacionalización, esta derrota marca que la caída de votos registrada en los comicios provinciales de junio no fue un hecho aislado, sino que se enmarca en sus responsabilidades en el ajuste y la enorme crisis social que atravesamos los misioneros.

Si bien Juntos por el Cambio ganó la elección con más del 40% de los votos y logró capitalizar el descontento con el gobierno nacional del Frente de Todos y el provincial de la Renovación, es cierto también que se trata de un conjunto de cinco listas que recolectaron votos. Habrá que ver si la candidatura de Mariano Arjol, quien ganó la interna con el 12,69% votos -los otros espacios sumaron el 11,2%, 7,3%, 5,5% y 3,3%- puede sostener la masa de votantes. Además de la multiplicidad de listas, la victoria de JxC se sostuvo en un discurso “crítico” a los oficialismos. A partir de la polarización instalada a nivel nacional por los medios de comunicación sus candidatos lograron ocultar la complicidad del frente con las políticas de la Renovación, a la que le votaron todos los presupuestos de ajuste, tanto en la provincia como en los concejos deliberantes, así como su participación en la crisis dejada por el fracaso del gobierno de Macri.

El caso del Frente de Todos es similar. Con tres listas enfrentadas entre sí, los armados del gobierno nacional pagaron cara su crisis interna y las acusaciones cruzadas posteriores a las elecciones provinciales de junio, así como la política de ajuste y miseria impulsada en el país. Las Paso permitieron al PAyS definir su preeminencia en el frente por un escaso margen respecto al Movimiento Evita y La Cámpora -6,8% contra 5,69% y 5,17% respectivamente-, pero de ninguna manera le garantizan a este espacio sostener la “militancia» de sus opositores internos, y mucho menos los votos de esta elección.

En cuanto a los liberales, lograron 19 mil votos que expresan una baja respecto a los 25 mil que habían logrado los tres frentes por separado en la votación de junio, y que representaban a los sectores antiderechos. De todas formas es una consolidación de ese espacio como una fuerza política. Es necesario mostrar a los trabajadores que acompañaron estas propuestas que bajo un discurso “antipolítico y combativo» se esconde la cara más retrógrada y represiva de la burguesía nacional y misionera.

La campaña del Partido Obrero

Con 20 mil votos, el PO se consolida como cuarta fuerza provincial y crece respecto a las elecciones de junio. Superamos el piso restrictivo de las Paso y vamos a la disputa de la conciencia política de las y los trabajadores en las elecciones generales de noviembre.

La campaña realizada por el Partido Obrero, con la movilización de miles de militantes a lo largo de la provincia, es el saldo más positivo. El enorme esfuerzo militante puso sobre la mesa la necesidad de discutir los intereses de la clase obrera en una campaña que solo buscaba hablar de eslóganes y candidatos. A pulmón y con una gran tarea de organización, nos abocamos a desarrollar un programa que levanta los intereses de quienes producimos la riqueza de la provincia y sin embargo somos los que pagamos la crisis. Esto se reflejó con la muy buena elección en la zona norte, donde superamos el 10% en muchas localidades.

De cara a noviembre queda consolidar la lucha por construir una alternativa de las y los trabajadores de Misiones, con un partido que represente sus intereses y se plantee la lucha por un gobierno obrero y socialista como horizonte. Seguiremos saliendo a las calles y recorriendo los barrios para construir ese espacio y luchar por el voto de los trabajadores.

¡Vivan los trabajadores! ¡Viva el Partido Obrero!

También te puede interesar:

El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.
La actualidad de nuestro planteo, luego de las Paso.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.