26/05/2020

Misiones: iglesias por sobre la salud de la población

El pasado miércoles 20 de mayo por decisión del gobernador Oscar Herrera Ahuad se aprobó el protocolo de actuación sanitaria para reuniones y cultos de confesiones religiosas, iglesias y/o templos. La resolución delega en las autoridades religiosas la responsabilidad de control y fiscalización de la implementación y cumplimiento del protocolo sanitario dispuesto para este fin. 


En su Facebook la Subsecretaría de Culto de Misiones comenta: “todos somos responsables de cuidar y cuidarnos, compartir, asumir y cumplir. Muchas Gracias”, celebrando la decisión como positiva ante el cuadro actual de crisis sanitaria por epidemia de Covid-19.


El protocolo permite una cantidad máxima de 5 personas cada 50 metros cuadrados, con un horario de funcionamiento entre las 8.30 y 18 h. Además obliga a las fieles al uso de barbijo y a las congregaciones a disponer de alcohol gel para los asistentes; finalmente prohíbe el contacto físico, la distribución de folletos y la asistencia de grupos de riesgo como personas mayores a 65 años. 


Como era de esperar esta decisión del gobierno provincial fue saludada por el Obispado de Posadas y otras confesiones evangélicas. Es que la medida viene a confirmar el levantamiento de la cuarentena en los hechos, y se suma a otros gestos del gobierno misionero y de todos los gobiernos municipales (Frente Renovador/ Partido Agrario y Social -PAyS) quienes ya en plena cuarentena permitían la celebración de la pascua con sacerdotes arriba de vehículos paseándose por los barrios en completa libertad para bendecir ramos, o la inclusión de sacerdotes en la comisiones locales de emergencia y crisis. Es que la relación tanto del Frente Renovador como del PAyS con la iglesia es de larga data, actuando de manera coordinada en las elecciones, promoviendo la privatización de la educación en manos de instituciones religiosas y bloqueando a nivel provincial la aplicación efectiva de la ESI y la conquista del aborto legal.


Un gobierno clerical


Un gobierno que por un lado dice apostar por un esquema binario en la contención de la actual pandemia, esquema que se debería traducir en la exposición al virus para el contagio “controlado”, permite por otro lado la aglomeración de personas. Es que la estrecha relación de los partidos patronales misioneros con la iglesia es un escándalo expuesto a plena luz del día. 


La acción reviste un riesgo absoluto para la población, más aún tomando en cuenta el antecedente del vecino Brasil, en donde la actividad de los cultos evangélicos ha sido un factor fundamental en la propagación del virus llevando al país a una verdadera catástrofe sanitaria. Es necesario notar además que la confianza del gobierno provincial es virtual, dada la carestía desatada en el sistema de salud y las cifras paupérrimas de testeos (PCR) que están lejos de informar el panorama completo de circulación comunitaria. 


En realidad, el esquema binario pretende ocultar que el gobierno ha decidido levantar la cuarentena en los hechos, cediendo en los actos no solo a la patronal de la provincia, sino que también a la iglesia en su variante católica y protestante. No hay posibilidad alguna que un Estado que no pudo contener la epidemia de dengue que azota a la provincia pueda “administrar” el contagio de un virus que ha demostrado tener una enorme capacidad de propagación.


Es necesario mantener la cuarentena, suspendiendo toda actividad no esencial, entre ellas los cultos y reuniones religiosas. Donde sí el gobierno debe poner acento es en la prohibición de despidos, la entrega de licencias sin afectar el salario, y en un subsidio de $30 mil mensuales a los desocupados. Frente a la crisis sanitaria, planteamos la centralización de todo el sistema de salud y el no pago de la deuda externa, volcando esos recursos al combate de la pandemia. 


Por la separación de la iglesia y del Estado, la aplicación efectiva de la ESI, por una educación laica, científica y que contemple a las diversidades sexuales y de género. Y por la conquista del aborto legal, seguro y gratuito. 


 

En esta nota

También te puede interesar:

Editorial. Escribe Néstor Pitrola
Se estima que entre un 7 y 10% de los contagiados diarios es personal de salud.
Este miércoles 12. La administración de la cooperativa Yapeyú pretende dejar sin trabajo a los trabajadores que se organizaron y lograron conquistas.
La llegada de distintas “celebridades”, exdeportistas y personajes de los medios para esquiar desató el rechazo de la población.
Entrevistamos a Faustino Andrés Fleitas, docente jubilado de Misiones, integrante de la agrupación Marea Blanca.
Basta de cinismo, deben intervenir los trabajadores.