06/01/2022 | 1635

Moreno: movilizamos en rechazo al presupuesto de ajuste de Mariel Fernández

A fines de diciembre se votó en el Concejo Deliberante de Moreno la propuesta de Presupuesto 2022 que envió la intendenta Mariel Fernández. El Frente de Izquierda Unidad rechazó este presupuesto de ajuste acompañado de una enorme movilización del Partido Obrero y el Polo Obrero en las puertas del recinto. Se hicieron presentes, además, delegaciones del MST y Libres del Sur.

Este presupuesto del PJ no planteaba resolver ninguna de las demandas más urgentes que los vecinos de los barrios populares vienen reclamando. Por el contrario, se trata de un presupuesto de ajuste. Propone llevar los salarios de los municipales a 40.225 pesos, muy por debajo de la línea de pobreza. La concejala Lorena Pereira (PO-FITU) planteó la necesidad de un salario de emergencia de 70.000 pesos en el camino hacia un salario municipal que cubra el costo de la canasta familiar. Es una burla para los municipales que, mientras cobran salarios de pobreza, la dieta de los concejales llegue a 200.000 pesos y la de la intendenta a 600.000.

Por otra parte, este presupuesto se dedica a embellecer la precarización laboral desde su organismo, Instituto Municipal de Desarrollo Económico Local -Imdel. De esta forma, el municipio continúa con el fraude laboral de los miles de trabajadores informales (Potenciar Trabajo) que cumplen labores municipales como zanjeo, construcción de veredas, mantenimiento de plazas, por fuera del convenio municipal e hiperprecarizados.

En el distrito del asesinato laboral de Sandra y Rubén, donde hubo una rebelión educativa por las deplorables condiciones edilicias de las escuelas, el Fondo Educativo solo aumenta un 49%, contra una inflación que se proyecta para este año en un 60-70%. Además, parte de esos fondos se destinarán para otros organismos. El servicio alimentario escolar seguirá siendo restringido (no universal) y con una suma irrisoria. El presupuesto de salud no proyecta la construcción de nuevas salitas ni la contratación de más profesionales o administrativos para responder a las necesidades de la población.

En Moreno hay un gravísimo déficit habitacional de 13.000 familias. Sin embargo, este presupuesto proyecta construir ¡solamente 265 casas! Nada dicen sobre la finalización del complejo habitacional de Villanueva o sobre la entrega de las casitas de La Perla. No se resuelve este grave problema habitacional, pero se refuerza la represión: la Secretaría de Derechos Humanos se prepara para “seguir desarticulando usurpaciones en conjunto con la Fiscalía y la Policía” -o sea, para seguir reprimiendo.

El presupuesto, en vez de gravar a los Coto, Carrefour o Maxiconsumo, o los monopolios como La Perlita y los countries, proyecta un aumento del 70% de la recaudación por infracciones de tránsito y un aumento del 150% en la recaudación del estacionamiento medido. Refuerza, de esta forma, un régimen impositivo completamente regresivo.

Por todo esto, el Frente de Izquierda Unidad rechazó este presupuesto de ajuste. La sesión se dio en el marco de una movilización de miles de vecinos en la calle. Se terminó el año luchando para graficar un 2022 que se viene con más organización y lucha desde cada uno de los barrios de Moreno y del movimiento obrero de la zona contra toda forma de ajuste o precarización laboral.

También te puede interesar:

Sin ningún tipo de explicación dejó en la calle a 9 músicxs.
“Estas obras no resuelven las reales causas de las inundaciones.”
Se prepara una respuesta a esta política “nacional y popular”.
El intendente Rojas se “lava las manos”.