26/11/2009 | 1110

Moreno: por tierra y contra los desalojos

El viernes 13 por la mañana se realizó una importante marcha al juzgado de Paz del distrito para repudiar y denunciar al desalojador de pobres juez Radrizzani quién ordeno, la semana pasada, demoler un comedor que funcionaba en el barrio 25 de Mayo y cuya referente es la ex compañera del delegado del subte Segovia.

En la movilización participaron varias organizaciones: MST, CCC, ATE, PO y vecinos de los barrios 25 de Mayo y Villa Nueva II que viene enfrentar la represión contra el desalojo de las tierras que ocuparon para vivir.

Crisis habitacional

En Moreno se vive una verdadera crisis habitacional. La expresión mas concreta de esta crisis es la marcada tendencia de los sectores populares a ocupar tierras improductivas para establecerse y vivir allí. Las recientes ocupaciones de tierras en el barrio Villa Nueva II y La Esperanza no fueron las únicas. La lista es mucho más amplia.

Esta crisis es la resultante de varios factores. La sistemática demanda por parte de los constructores de country para levantar barrios «privados» elevo el precio de la tierra hacia las nubes. Cada vez queda menos tierra y la que existe es carísima. Al mismo tiempo la suba del precio de la tierra y la demanda de viviendas alimenta la suba de los alquileres y de las propiedades.

Por otro lado, la población de moreno aumento desde los 80´ hasta el presente en 100%. El desempleo viene creciendo desde hace décadas. La situación laboral es crítica (la precariedad laboral avanza y los salarios se deprimen al compás de la inflación).

Este conjunto de factores son los que explican el hambre de tierra y viviendas.

Estado desalojador

El Estado y el gobierno (nacional, provincial y municipal) son incapaces de satisfacer la demanda de techo de los sectores populares. En vez de orientar los recursos fiscales a un plan de construcción de miles de viviendas populares, el Estado se coloca del lado de los especuladores de la tierra, reprimiendo y desalojando las ocupaciones.

La lucha por la tierra, el techo y el trabajo están íntimamente ligados. Coordinemos con todos los movimientos de lucha por la tierra y organizaciones obreras para impulsar un plan de lucha y conquistar el derecho a la vivienda.

Planteamos:

1) fuera el desalojador Radrizzani;

2) reparto de la tierra ociosa entre las familias sin techo;

3) por un plan de obras públicas bajo control obrero para la construcción de miles de viviendas. Financiación de la vivienda acorde al salario obrero;

4) impuesto a las grandes fortunas y al gran capital para financiar la construcción de viviendas;

5) salario igual al costo de la canasta familiar;

6) prohibición de despidos.
7) No al pago de la deuda externa.

En esta nota

También te puede interesar: