Movilización contra Fino Palacios y la Metropolitana

Sigue la campaña de firmas

El jueves 30 se realizó la primera movilización contra la designación de Palacios y la “nueva” policía porteña. Un conjunto de organizaciones de la Ciudad, principalmente del movimiento de lucha por la vivienda, marchó desde el Obelisco hasta la Jefatura de Gobierno, donde se dio lectura a las consignas convocantes de la marcha: “Fuera Fino Palacios”, “No a la Metropolitana” “No a la UCEP”, “Abajo el código contravencional”, “Emergencia habitacional ya”.

La movilización contó con una importante concurrencia. Participaron con sus propias columnas la Fuba, la AGD, los feriantes de Parques Centenario y otras delegaciones de feriantes. Participaron también delegaciones artísticas, como los compañeros de Doca (documentalistas). El Partido Obrero y el Polo Obrero de la Capital participaron con una imponente columna de casi 1.000 compañeros, encabezada por una bandera que reclamaba “Fuera Fino Palacios”, “Fuera la policía de Macri”.

La movilización estuvo antecedida por la campaña de firmas para reclamar la remoción de Palacios y la disolución de la nueva policía. Sin embargo, no fueron partícipes de la marcha ninguno de los sectores kirchneristas o afines que en los medios de comunicación anunciaron el lanzamiento de esta campaña. Evidentemente, las reuniones de ‘Mauricio’ con Cristina, y ‘Mauricio’ con Filmus, pusieron paños fríos al reclamo por la destitución de Palacios. En esas reuniones se recalcaron los vínculos de colaboración entre la Nación y la Ciudad en la conformación de la nueva policía.

Una campaña popular

La campaña de firmas por la destitución de Palacios y contra la policía metropolita se ha convertido en una campaña popular. Semana a semana se incrementan las firmas recolectadas: sólo las conseguidas por el Partido Obrero ya llegan a casi 7.000. En los barrios obreros, como Soldati (40 periódicos colocados en una jornada), Lugano, Bajo Flores y en las villas (se destaca la gran campaña en la 31), el pronunciamiento masivo de los vecinos es un canal de expresión del rechazo a un gobierno que ha hostigado sistemáticamente a los trabajadores con una política represiva de expulsión de la Ciudad. En el Parque Chacabuco la campaña vino precedida por el rechazo de los vecinos a la utilización del polideportivo por parte de la policía: Macri debió recular y resignarse a buscar otro campo de entrenamiento para la nueva fuerza.

En los lugares de trabajo, la campaña empezó a despegar. Se ha recolectado una cantidad de firmas en los hospitales: el Alvarez, el Garrahan y el Ramos Mejía. Un centenar de trabajadores del Subte ha adherido al rechazo. Con la reanudación de las clases comenzó la distribución de planillas entre los docentes primarios y secundarios. En una reunión de la CUES, los secundarios, a propuesta de la UJS, votaron participar de la campaña de firmas y la preparación de charlas en los colegios.

La junta representativa de la Fuba también adhirió a la campaña, resolviendo una gran juntada de firmas con el comienzo del nuevo cuatrimestre y su participación en las distintas acciones de lucha que se realicen en los próximos días.

Estos pronunciamientos marcan el camino: la tarea es preparar, a partir de una campaña  de pronunciamientos entre las organizaciones obreras y estudiantiles, una gran movilización para exigirle al gobierno la remoción de Palacios y la disolución de la nueva policía. El Partido Obrero se juega a fondo en la lucha contra Palacios y la policía macrista, ganando la calle con mesas, pintadas y afiches para preparar una movilización masiva por la destitución del represor.

Juanelo y Nico R.

En esta nota