19/08/2021

Movilización piquetera: la manipulación y estigmatización de TN

A propósito de la cobertura del piquetazo nacional de este miércoles 18.

La enorme movilización del Frente de Lucha Piquetero y demás organizaciones no solo robó todas las miradas en la calle sino también en los medios de comunicación, producto de la masividad que significó y la contundente denuncia del ajuste del gobierno nacional. Fue durante la cobertura de TN que la periodista del segmento se encargó de estigmatizar a los miles de compañeros bajo la premisa de que “no sabían por qué estaban reclamando” y alegando que se les había pagado por movilizar.

Cerca de las 17 horas, la periodista Sandra Borghi se acercó a los manifestantes que quedaban para preguntarles por un número que tenían en su mano, el cual aparentemente tenían que entregar para poder “cobrar”. “Si no vienen, no cobran”, repetía la periodista una y otra vez, a la vez que le adjudicaba el accionar al Polo Obrero. Vale aclarar que la movilización encarada por el Polo culminó a las 16, con un acto central que se transmitió en vivo por Facebook, por lo que las largas filas de personas esperando cobrar nunca podrían haber correspondido a dicha organización. De hecho, el grupo al que entrevistaron ni siquiera forma parte del Frente de Lucha Piquetero.

Mientras preguntaba para qué era el número, incitaba a los manifestantes a declarar en favor de su teoría. “Si vos no venís, ¿qué pasa? ¿Te dan de baja?”, “¿El Polo Obrero le paga en una tarjeta?” fueron algunas de las preguntas que le hizo a una compañera, que contestó que no sabía que pasaba si no iba, pero que ante la insistencia de la periodista le terminó diciendo que “por las dudas no faltaba”. El nivel de manipulación de la periodista fue tal que en solo dos minutos le preguntó 5 veces si cobraba por asistir.

Luego de haber mantenido ese discurso por horas, finalmente admitió al aire que la plata “pagada” en realidad correspondía al plan Potenciar Trabajo de $13 mil, emitido por el Estado nacional y distribuido por las organizaciones sociales. TN no pudo mostrar lo que fue a decir, esto es, que se “les paga” a los manifestantes por asistir a las movilizaciones. De hecho, quienes cobran el Potenciar Trabajo lo hacen por la tarjeta otorgada por el Estado, por lo cual las organizaciones no manejan esa plata sino que va directamente al beneficiario. Lo que si ocurre es que, si no se mantienen organizados, muchas veces el propio gobierno da bajas; es algo de lo que los compañeros son conscientes: mantenerse organizados es un reaseguro para seguir cobrando. El Polo Obrero no da bajas, ni siquiera a sectores que en forma organizada han abandonado sus filas.

No termina allí. En una de las entrevistas le pregunto a dos manifestantes si el aplauso que se había escuchado minutos antes era porque había terminado (“terminó el día”, haciendo alusión al día de trabajo) y si eso era un alivio para ellas, a lo que le respondieron que en realidad “significa que vienen más compañeros a apoyarnos (…), porque estamos haciendo algo bueno para todos los chicos que necesitan para comer”.

La bochornosa cobertura de un conflicto obrero por parte de TN es, una vez más, mentirosa. Como dejó en claro Eduardo Belliboni en el mismo medio, los métodos que defiende el Polo Obrero no se condicen con el manejo punteril de los planes sociales que algunas organizaciones sociales toman, y que en realidad tiene su raíz en los cupos que el propio Ministerio de Desarrollo mantiene. Así, debido a la escasez de los programas y la falta de universalización de los mismos, emergen los métodos punteriles y hasta las organizaciones “fantasma”, que se dedican a acumular cupos pero que no encaran ningún proceso de lucha ni organización real de los desocupados.

Al ocultar que el único que tiene posibilidad de dar de baja los planes es Zabaleta -es decir, el Ministerio-, TN ayudó al desplazamiento del eje de los reclamos en beneficio del nuevo ministro que representa a los intendentes punteros, omitidos de cualquier señalamiento cuando son los sostenedores de las peores redes punteriles.

No es llamativo que haya apuntado principalmente contra el Polo Obrero, organización que en los últimos años tuvo un crecimiento exponencial de la mano del ajuste tanto de Macri como de Alberto Fernández y que se caracteriza por la denuncia consecuente de ambos bloques políticos como responsables de la miseria social ascendente. Son los compañeros y compañeras del Polo quienes se pusieron al hombro los comedores mientras el gobierno recortaba los alimentos en plena pandemia; también fueron los primeros en denunciar que con hambre no existía cuarentena posible para las masas de trabajadores a los que les exigían el “quedate en casa” pero luego no les entregaban los medios de subsistencia para ello, y en exigir la vacunación masiva para toda la población.

Por supuesto que nada de esto tuvo ni tiene lugar en la pantalla de TN, que utiliza su plataforma para dar lugar a manipulaciones de este tipo que solo confunden a la población e incluso terminó siendo funcional al gobierno nacional al desviar el eje fundamental de la movilización, es decir la lucha por trabajo genuino, apertura y aumento de los planes sociales y medidas urgentes para combatir la pobreza y el hambre.

Sin dudas es repudiable que alguien le pague a los compañeros por asistir a una movilización, algo que va muy por fuera de la convicción en la militancia y en la lucha en las calles que defendemos en cada acción desde el Partido y el Polo Obrero. Pero, como se menciona más arriba, el problema de fondo es el establecimiento de cupos y la carencia en los planes sociales, que se podría resolver a través de la universalización de los programas, como se hizo con el IFE.

En cambio, el gobierno lleva adelante esta metodología para usar la “ayuda social” en el propósito de una precarización laboral y en el afán de contener una irrupción popular de mayor alcance ante el crecimiento de la pobreza y el hambre. Este modus operandi que profesa el Estado no logra penetrar en las filas del Polo Obrero gracias a la confianza de los compañeros en las decisiones en conjunto que toman en asamblea, y la firme decisión de expulsar a través del voto a cualquier que ponga en pie métodos de distribución burocráticos y punteriles.

 

   

También te puede interesar:

Más de 10 mil compañeros y compañeras reclamaron por trabajo genuino, aumento de los programas, vivienda y alimento para los comedores.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.
La jornada nacional de lucha reafirma las necesidades urgentes insatisfechas por el gobierno de Alberto Fernández.