29/11/2012 | 1250

Necochea, adelanto de la crisis bonaerense

Por Claudia

En la provincia de Buenos Aires viene desenvolviéndose una situación de quiebre entre el sector kirchnerista -con Mariotto a la cabeza- y el sector que responde a Scioli. En la ciudad de Necochea, esta fractura muestra otro capítulo de la crisis política.


La suspensión por 90 días de Tellechea -el intendente del FpV, quien asumió en diciembre con el 41% de los votos- y una deuda de 60 millones de pesos lo corroboran. El déficit es lo que marcó el ritmo creciente de conflictividad del municipio y la parálisis del gobierno. La crisis fiscal generó el atraso en el pago de los sueldos, la falta de recursos para el sostenimiento del Estado y tres paros del sindicato municipal, cuyo secretario general es concejal del FpV.


Tellechea llegó a la intendencia de la mano de Mariotto y Porcaro, para asegurar los negocios millonarios de un sector del kirchnerismo ligado a Boudou: se trata del nuevo frente costero, un negociado que abriría la puerta a jugosos emprendimientos inmobiliarios y turísticos, mientras la población es sometida a una creciente desocupación y precarización laboral, al deterioro en la atención de la salud por la falta de insumos y de recursos en los hospitales, así como a la inseguridad ciudadana -ligada a la mafia policial lugareña-, razón que lanzó a miles de personas a movilizarse en julio.


La Municipalidad recibió un subsidio de dos millones de pesos para la compra de aparatología y de insumos para el hospital municipal. Esa compra se realizó con todas las falencias legales e institucionales posibles. Esto provocó una ola de denuncias, las que llevaron a un pedido de informes por parte del Concejo Deliberante y a la conformación de una comisión investigadora con concejales de la oposición -Unión Peronista, que responde al "Momo" Venegas; la UCR, el socialismo y dos empleados municipales-, que pidió la renuncia del intendente. Esto no se logró, pues Tellechea recibió el apoyo de todo el arco oficialista. Pero ahora la comisión lo suspendió, por obstaculizar la investigación.


Mariotto busca restarle poder a los concejales, mediante la modificación de la carta orgánica de los municipios, y Tellechea pide auxilio a la Corte Suprema de la provincia por un "conflicto de poderes".


El conflicto, en realidad, lo tiene con los trabajadores, quienes día a día ven deteriorarse sus condiciones de vida, sin posibilidades de una solución dentro de este régimen, mientras los gobernantes disputan negocios millonarios a costa de la miseria popular.


El 8N se movilizaron 8.000 personas en rechazo a la política de Tellechea, pero también a la que le plantean los opositores. El paro del 20 inmovilizó al sector productivo más grande de la ciudad -el puerto de Quequén-, el cual desde hace décadas alberga un movimiento autonomista.


Necochea necesita una salida a la crisis desde los trabajadores.

En esta nota

También te puede interesar:

La represión es la única respuesta de Kicillof y Garro al reclamo de vivienda.
Se mantuvo prófugo durante tres años, con el aval del poder político.
Resulta fundamental reforzar la organización independiente para lograr justicia.
El traspaso del nosocomio a la órbita de la Provincia no revirtió el vaciamiento, tal como advertimos.