11/12/2021

Neuquén: exportación de petróleo crudo y deuda dolarizada

Las dos caras de una misma política.

El presente mes de diciembre se exportarán desde la producción no convencional de Neuquén 300.000 metros cúbicos de petróleo (1.875.000 barriles). Un tercio de la producción del shale oil neuquino se va al extranjero. Y se trata de un proceso en aumento. Las empresas que exportan no incluyen a YPF, el principal productor de shale oil en Vaca Muerta, por lo que el volumen exportado es gran parte del petróleo no convencional de las que sí exportan, como Petronas, Exxon, Chevron, Vista Oil, Techint, Pampa, etc.

En el caso de Chevron, exporta a través de la empresa Compañía de Hidrocarburos No Convencionales (CHNC), que es la empresa que maneja Chevron y que fue creada para servir de pantalla a la multinacional yanqui para no aparecer directamente como beneficiada cuando se entregó Loma Campana. Se trata de una empresa que figura como propiedad de YPF y que controla a través de otras dos subsidiarias “off shore” de YPF creadas en el paraíso fiscal del Estado de Delaware en Estados Unidos (YPF Shale Oil Investment I e YPF Shale Oil Investment II) apenas unos meses antes de entregar Loma Campana. Una de ellas es la que se asoció en 2014 con otra creación “off shore”, esta vez de Chevron, en las islas Bermudas (Chevron Overseas Finance I). Toda esta triangulación en su momento da como resultado que las exportaciones de hoy de CHNC sean exportaciones de Chevron. La producción de shale oil de Loma Campana ronda los 63.000 barriles diarios. Si según el pacto YPF-Chevron el 50% (30.000 barriles diarios) se lo apropia la empresa yanqui, sus exportaciones de crudo no convencional desde ese yacimiento representan gran parte de su porción.

Lo mismo vale para Vista Oil, que produce 20.000 barriles diarios de no convencional en Vaca Muerta. Un buque Panamax puede tener capacidad de hasta 500.000 barriles, por lo que el que fletará Vista Oil puede llevar casi la producción total del mes de esta empresa. Y es lo mismo para Petronas, Techint o Exxon. Con lo cual queda claro, si cabía alguna duda, que aquello de que “el recurso es nuestro” que tanto pregona el gobernador Omar Gutiérrez y la “soberanía hidrocarburífera” de la que habla el Frente de Todos, son pura cháchara.

Negocio a varias bandas

El precio de referencia del barril exportado es el del Brent que hoy ronda los 75 dólares. Aunque se le descuenten unos 10 dólares por barril (en concepto de retenciones, transporte, etc.), cada barril exportado le reporta a las petroleras que exportan diez dólares más que el precio que consiguen por abastecer el mercado interno. Por lo que, como lo expresó un directivo de una petrolera, “está claro que con esta diferencia de precios, todos los productores preferiríamos exportar la mayor cantidad de crudo posible”. No menos entusiasta fue el comunicado dado a conocer por la firma President con sede en Londres (con áreas en la provincia de Río Negro), que está asociada a Trafigura (una comercializadora mundial de crudo). Dice la empresa que «a la luz de los precios internacionales sostenidamente altos del petróleo, esperamos vender una parte sustancial de la producción de enero exportando,  lo que dará como resultado un precio efectivo más alto con un incremento de 20% en la rentabilidad final del mes correspondiente». Un aumento de rentabilidad nada despreciable.

Pero, además, algunos de los cargamentos exportados terminan (a veces con previo paso por China) en refinadoras de Hawaii, donde la gasolina se vende hoy en día a 1,22 dólares el litro. Así, con triangulaciones a manos de empresas que son sellos de fondos de inversiones, “nuestro recurso” es la base de grandes negocios en el mercado mundial. Su contracara es que ese petróleo exportado y la mayor rentabilidad que perciben las empresas, no deja las regalías del caso en la provincia de Neuquén.

A Neuquén las empresas le liquidan regalías del 12% (10% luego de deducciones varias), sobre la base de un barril de 55 dólares. Los 10 o 15 dólares más que reciben las empresas por el barril exportado no pagan regalías.
Sobre la base de la exportación de diciembre de 1.875.000 barriles, la evasión de las regalías sobre ese diferencia con el precio del exportado, supera los dos millones de dólares. En la medida que la exportación es un fenómeno en crecimiento y abarcará cada vez una mayor proporción de la producción no convencional, la pérdida de regalías por año rondará los treinta millones de dólares (tres mil millones de pesos al cambio oficial).

El agujero financiero se tapa con más deuda

Esta limitación de ingresos hidrocarburíferos luego es usada por el gobierno provincial para relanzar el frenesí de emisión de deuda dolarizada. Acaba de aprobarse ayer en la Legislatura un crédito de 61.000.000 de dólares para realizar una línea de 132 Kv. denominada “anillo norte”, que proveerá de energía a esa zona de la provincia. Esta obra la realizará una UTE de empresas constructoras chinas, con la financiación del banco China Minsheng Banking Corp. Esto en un momento donde el default del gigante inmobiliario chino Envergrade ha colocado al sector de la construcción de aquel país en una zona gris y que, además, tiene al banco financiador de la obra en Neuquén como uno de los mayores involucrados en préstamos a la defaulteada empresa inmobiliaria.

De esta manera la producción principal de Neuquén, así como sus grandes obras, quedan ligadas al torbellino de las triangulaciones mafiosas y las sociedades “off shore”, así como a los avatares de la crisis mundial y la energética en particular.

Los Estados y sus gobiernos, todo el régimen social y político capitalista, se desnudan como el gobierno y protección del negociado de las grandes corporaciones.

La más elemental apertura de los libros y cuentas de las petroleras, así como la nacionalización de la industria energética y del comercio exterior bajo control obrero, son medidas de la más absoluta racionalidad para redirigir el uso de los recursos naturales y su renta hacia las necesidades obreras y populares.

También te puede interesar: