29/07/1999 | 636

Ni aburridos, ni indecisos, FORROS

En la primera conferencia panamericana, Luis Sáenz Peña rechazó la invitación a recorrer los Estados Unidos, a cuenta del gobierno norteamericano, alegando que era representante de un país soberano.


Incluso la oligarquía de antaño tenía más dignidad que nuestros criollos Duhalde y De la Rúa.


La semana pasada mandaron a sus economistas, Remes Lenicov y Machinea, a decirles a los especuladores reunidos por el pulpo Goldman Sachs en Nueva York, que no ahorrarían sangre argentina para pagarles la deuda externa y cualquier otro tributo.


Hicieron cartón lleno con Roque Fernández y Adolfo Sturzenegger.


La Nación los elogió porque «aceptaron dirimir sus propuestas en un foro internacional». Mejor sería decir que dos forros antinacionales fueron a recibir órdenes de amos foráneos.


Parece que la uniformidad de opiniones de los cuatro emisarios terminó despertando sospechas sobre su sinceridad entre los banqueros. Pero pretender que un forro sea sincero es superar cualquier expectativa.


Duhalde y De la Rúa son incapaces de gobernar en forma autónoma.


Los yankis tienen dos candidatos.


Hay una salida.


Apoyemos a los del Partido Obrero.

También te puede interesar:

El comienzo de la crisis terminal de la centroizquierda argentina. Escribe Néstor Pitrola.
Necrológica de un ajustador y represor que gobernó apoyado en el progresismo argentino
A 15 años de la rebelión popular que determinó su caída como ministro de Economía y luego la del gobierno de De la Rúa todo, el economista hace un panegírico de sí.