Políticas

24/7/2014

|
1324

Ningún desalojo en la villa 20: vamos por la urbanización

EXCLUSIVO DE INTERNET

Los gobiernos nacional y de la Ciudad están generando las condiciones para desalojar el predio lindero a la Villa 20, ocupado en febrero pasado por familias que alquilaban en esa villa de Lugano. Desde el comienzo de la toma, el macrismo se negó a avanzar en el reclamo de la urbanización del predio, e intentó varias veces su desalojo. El gobierno nacional, por su parte, se niega a entregar un predio lindero a la toma y vital para la urbanización, que ocupa ilegalmente el Ministerio de Seguridad. Los vecinos viven en condiciones inhumanas y se les niega asistencia básica. LaFederal y la Metropolitana han liberado la zona para la acción de mafias del narcotráfico que amedrentan a los vecinos. Luego esos mismos narcos amparados por el Estado son tomados como excusa para justificar un desalojo. Hace 8 años fue sancionada la ley de ubanización de la villa 20, que nunca se puso en marcha. Esta sintonía PRO-K tiene como trasfondo los negocios de entrega de tierras, que en la zona tienen su eje en la erección de la futura ¨villa olímpica¨. La semana pasada, el Secretario de Seguridad Berni había señalado por televisión que “si Macri me da el Ok, yo desalojo el predio en dos horas”.El kirchnerismo, con el desalojo

El pasado viernes 11, la Jueza Liberatori -afín al kirchnerismo- convocó una audiencia pública en la Villa 20 para presentar la “urbanización del barrio”. Concurrieron más de 200 vecinos, tanto de la toma reciente como del resto de las manzanas, para exponer sus reclamos. La jueza planteó que “vamos a urbanizar cuando desocupen el predio tomado recientemente”. Los delegados de la toma temen, con toda razón, que después del desalojo se vuelva a frustrar la urbanización, que es lo que viene ocurriendo hace ocho años. Por eso, proponen permanecer en el predio mientras se avanza en la remediación del terreno, rotando en su interior. Cuando los vecinos quisieron hacer uso de la palabra para denunciar las condiciones de vida en la villa, el incumplimiento de la ley 1770 y el rechazo al desalojo, se les negó la palabra, desconectando el sonido. La audiencia terminó en escándalo, con abucheos a la Jueza que tuvo que retirarse de manera vergonzosa, los vecinos denunciando la audiencia trucha y cantando: “el pueblo unido jamás será vencido”.

En oposición al planteo desalojador del macrismo y el kirchnerismo, se ha presentado un proyecto de ley que parte del programa de los vecinos de la toma. Con el apoyo de compañeros docentes de la facultad de Arquitectura, el proyecto de urbanización respaldado por Marcelo Ramal junto a los legisladores Vera Bergel, Bodart y González Gass y Bodart rechaza cualquier desalojo y plantea el saneamiento de terrenos y la construcción de viviendas de manera inmediata. El proyecto permitiría el acceso a la vivienda de las familias de la toma, pero también un avance decisivo en la postergada urbanización de la Villa 20. Por eso, es imperioso articular un plan de lucha común entre todos los habitantes de la 20, para frenar el desalojo y poner en marcha la urbanización.

Jula (Lugano)