12/07/2007 | 1000

No a los desalojos

Cuarenta años de asentamientos

Desde hace cuarenta años en Orán vienen estableciéndose asentamientos en terrenos privados, municipales y provinciales. Desde el Ejecutivo municipal –tanto con el Partido Renovador como con el PJ, que pasaron por la intendencia– no hubo ninguna planificación urbana; mucho menos presupuestos (provinciales o municipales) para la compra de tierras con el objeto de resolver el problema habitacional en nuestra ciudad. Los vecinos tomaron en sus manos el problema; se ven obligados a tomar terrenos, enfrentando peripecias para obtener algo tan prioritario y natural para que las familias puedan desarrollarse en pleno.

Los vecinos que fueron a comprar terrenos por las vías legales, fueron estafados: les vendieron terrenos sin los servicios, en una clara violación de las ordenanzas y el Código de Planeamiento Rrbano. Esto, por supuesto, no hubiera podido avanzar sin la complicidad de los gobiernos de turno; los organizadores de los loteos eran amigos del poder, como la Inmobiliaria Nainiego.


El 90% de las familias no cuenta con la titularidad de los terrenos.


En 2003, el gobierno provincial adquirió al Ingenio San Martín del Tabacal 64 hectáreas en el sector oeste de la ciudad. Allí se podrían haber parcelado 2.800 terrenos para ser vendidos a familias de escasos recursos o a los trabajadores que vienen esperando desde hace mucho tiempo una vivienda.


Desde el gobierno nacional se prometieron fondos para vivienda a Orán. Nunca llegó nada.


Recientemente, unas mil familias tomaron terrenos en los alrededores de nuestra ciudad; en su gran mayoría son matrimonios jóvenes y trabajadores que no obtuvieron una vivienda a través de un sorteo realizado por el IPV (sobre un padrón de más de mil aspirantes solamente sortearon 90 casas).


Las manzanas ocupadas en el sector de Abrahán Balut son cuatro; el asentamiento entre el barrio 1º de Mayo y el Barrio Policial es ya de trece manzanas.


Rápidamente, los dueños de las tierras realizaron la denuncia correspondiente; el juez y la fiscal, actuando en función de la defensa de la propiedad privada, ordenan el desalojo.


Sergio Sajia, actual secretario de Gobierno y candidato a diputado provincial del intendente Barberá, también denunció a los vecinos y pidió el desalojo de una manzana adquirida para la instalación de una escuela (ese terreno fue vendido dos veces: una al Estado, que nunca construyó la escuela; otra a una familia).


Ante esta situación, más de mil vecinos decidieron marchar al poder político, y a Tribunales. Fue una marcha muy combativa, que exigió que se pare el desalojo y se compren las 16 manzanas para resolver el problema de la vivienda. La marcha provocó una crisis al Ejecutivo municipal y provincial: es la primera vez que en Orán hay una marcha multitudinaria para exigir tierras para viviendas.


¿Qué hicieron los concejales, tanto del Partido Renovador de Salta como del Movimiento Orán para Todos? Salieron a denunciar a los supuestos “avivados en los asentamientos”. Se adaptaron al reclamo de Barberá-Sajías de desalojar a los vecinos que necesitan un terreno para vivir.


El Partido Obrero está acompañando a los vecinos y dando un debate con ellos sobre la situación de la tierra en Orán y el programa del Partido Obrero, que señala a la vivienda como un bien social y prioritario.


El PO defiende a todos los asentamientos.


El diputado Lara Gros, candidato a intendente por el Frente Cívico en Orán, rápidamente presentó un proyecto en la Cámara de Diputados solicitando que los jueces intervengan rápidamente en defensa de la propiedad privada cuando los vecinos tomen terrenos para resolver el problema de la vivienda. Como Barberá y Sajia, Lara Gros quiere el desalojo.


Los vecinos, tomando los métodos de lucha, movilizándose, obtuvieron la primera victoria: frenar el desalojo y hacer bajar a nuestra ciudad a representantes del programa provincial “Familia Propietaria” para que adquieran los terrenos ocupados. Les han advertido a los responsables políticos que volverán a movilizarse hasta obtener una respuesta a su pedido.


El Partido Obrero presentó un proyecto en el Concejo Deliberante solicitando la presencia del responsable máximo de “Familia Propietaria” para que dé explicaciones sobre las 64 hectáreas adquiridas al Ingenio San Martín, por qué pasaron cuatro años sin que se parcelaran esas tierras, solicitar su urgente parcelación y entrega de los terrenos a todos los vecinos que los necesitan.


Exigir un plan de construcción de viviendas de material. En Orán tenemos un 75% de trabajo en negro y eventual, lo que imposibilita a los vecinos que por sus propios medios construyan sus viviendas.


En este marco, el PO realizará el día 19 de julio un plenario para debatir toda la problemática de la tierra (no sólo para la vivienda sino para las familias de pequeños productores y las comunidades indígenas) y para organizarnos con un programa para luchar en forma conjunta por tierras para viviendas y para los pequeños productores.

También te puede interesar:

Daniela Daporta cuenta la elección en Colonia Victoria-Misiones, donde el PO obtuvo el 25% de los votos y es segunda fuerza.
La Renovación gana apalancada en la ley de lemas.
“¡Basta de pobreza, contagios y muerte! Por una salida de las y los trabajadores a la crisis sanitaria y social.”