13/11/2003 | 825

¡No al ALCA!

Está en marcha un plebiscito contra el Alca, el no al pago de la deuda ilegítima y un no a la militarización.


En el arco convocante están sectores que apoyan, sin cortapisas, al gobierno de Kirchner, el cual está negociando la integración del ALCA. Si el plebiscito es seguido de una lucha real y no, como parece, una cortina de humo, estamos ante otra crisis del centroizquierdismo oficialista. Entre los `noalquistas` se encuent ran van desde el kirchnerista Patria Libre, la CTA, dirigentes de peso del Ari, el intendente de Rosario Hermes Binner, además de la burocracia de la CTA y del renacido elenco Nac & Pop, más IU.


La solicitada publicada por los convocantes no realiza ninguna denuncia del gobierno nacional que está negociando, bajo la batuta de Techint, la incorporación de Argentina al Alca. Kirchner, a pedido de Bush, hizo aprobar por el Congreso la ley que protege el monopolio de los laboratorios norteamericanos.


El caso de Techint, uno de los mayores soportes del gobierno nacional, es paradigmático porque muestra claramente la tendencia de la burguesía kirchnerista a favor de un acuerdo comercial con Bush. Para Techint el problema pasa por asegurar para su monopolio una cuota del mercado siderúrgico norteamericano, dejando de lado incluso cualquier negociación conjunta con Brasil en la materia.


El plebiscito contra el Alca, por lo tanto, en manos del centroizquierdismo argentino y de su variante de IU tiene las características de un operativo de encubrimiento de su desafortunada expectativa en los Kirchner y los Lula.


Llamamos a los trabajadores y a la juventud a desarrollar una verdadera lucha contra el Alca y el imperialismo, que pasa en primer lugar por desenmascarar y enfrentar al gobierno gatopardista de Kirchner.

También te puede interesar:

Mientras se dilapidan las reservas, la deuda pública alcanza los USD 342.619 millones.
Sobre los dichos de Vidal en el debate de candidatos de CABA.
La campaña electoral del Frente de Todos es un guiño al gran capital.
Estados Unidos y China en el ojo de la tormenta. Escribe Pablo Heller.
Las medidas del Banco Central y la CNV ilustran que del boom exportador no quedó nada.
A propósito del apagón global de Facebook, WhatsApp e Instagram.