Políticas

29/7/2015

|
1374

No al desalojo en Charlone 1645

Asamblea de Vecinos por la Vivienda de Villa Ortúzar


Esta semana, los vecinos de la calle Charlone fueron víctimas de un llamado intimidatorio por parte del gobierno de la Ciudad, “los van a desalojar, ya no hay nada que hacer”, decía la voz del otro lado del teléfono. El mensaje fue claro: no sólo pretenden desmoralizar a los vecinos, que vienen dando una pelea muy fuerte por la vivienda y para lo cual se han movilizado a la Cámara de Casación, donde radica la demanda por desalojo, al Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), sino también “tantear” si tienen algo que enfrentar.


La historia de dichas tierras y de toda la traza de la ex AU3 nos remonta a la última dictadura militar, donde la prueba más clara está a la vista: en todos estos años, ninguno de los gobiernos de turno que han desfilado supo darle una solución al problema de la vivienda, aún siendo un derecho constitucional. Luego vendrían las políticas neoliberales en toda América, forzando a abandonar su país de origen al no encontrar perspectivas de futuro a gran parte de los habitantes, donde hoy se exhibe la crisis habitacional tanto en el plano de la ciudad como nacional.


Llamamos a todos los vecinos del barrio, a los docentes de los establecimientos educativos donde estudian los chicos que viven en dichas casas, a todo el personal del Hospital Tornu donde se atienden, a los trabajadores del barrio que conviven con los vecinos a apoyar y defender la causa por la que pelean dichos vecinos para lo cual han formado su agrupación, para luchar no sólo por su terreno, sino por todas las reivindicaciones, tanto de los habitantes de la traza como del barrio, porque, en definitiva, si llegaran a construir una torre en dichos terrenos, los primeros perjudicados serían los vecinos que no participan de un plan de urbanización al servicio de los mismos, sino que son víctimas de la infame especulación inmobiliaria, donde revienta el sistema cloacal produciendo inundaciones y salida al exterior de desperdicios, aumento significativo del impuesto ABL, aumento de alquileres, etc.


• No al desalojo sin reubicación.


• Inclusión en la Ley 324, por la vivienda dentro de la traza.


• Por un plan de urbanización hecho por y para los vecinos del barrio.


• Derrotemos la política de especulación inmobiliaria.


• Basta de presión psicológica a los vecinos.