15/11/2002 | 729

Nos roban el salario familiar y los planes Trabajar

Huelga general hasta que De la Rúa, Cavallo y Bullrich deroguen los decretos

Un trabajador que gana 600 pesos con un hijo de 10 y otro de 15 años hoy cobra 35 pesos por cada hijo y una ayuda escolar anual de 113 pesos. Por asignaciones recibe en el año 1.066 pesos (70 x 12 = 840 más 113 x 2). En adelante cobrará 360 pesos. Su salario familiar disminuye 706 pesos en el año. Dicho en otras palabras, nos robaron el aguinaldo y algo más.


Este ejemplo alcanza y sobra para mostrar que el llamado «Plan Social» de De la Rúa-Cavallo-Bullrich, aprobado por decreto de necesidad y urgencia, es una estafa. Por eso fue saludado por el embajador yanqui y los patrones de Idea y de la UIA, que es este punto tienen un frente común.


El decreto liquida las asignaciones familiares, el Plan Trabajar y otros planes alimentarios, como el Solidaridad o Unidos. Significa una confiscación de unos 1.500 millones de pesos de sueldos de los trabajadores que irán a manos de los usureros de la deuda externa y de la clase patronal, a la que simultáneamente se le exime de pagar impuestos y aportes patronales por más de 2.000 millones de pesos.


Como al gobierno todavía le faltan más de 500 millones para financiar a las patronales, en el Presupuesto del 2002 se pretende eliminar el Fondo de Incentivo Docente, que representa 600 millones de pesos para los maestros y docentes en general.


Según los diarios (Clarín, 2/11), el gobierno por decreto «decidió suprimir el actual sistema de asignaciones familiares y una treintena de planes sociales… Entre los planes que se eliminarían, parcial o totalmente, y que deberá determinar la Jefatura de Gabinete, figuran los programas Trabajar, los planes sociales y de empleo de 225 millones de pesos aprobado en el Compromiso Federal, y los alimentarios Unidos y Solidaridad».


Hasta ahora existía un salario familiar mensual de 30 pesos promedio, que abarca a los trabajadores con sueldos inferiores a los 1.500 pesos con hijos hasta 18 años, y de 120 pesos promedio si el hijo es discapacitado. Y otros beneficios, por nacimiento, matrimonio, maternidad, adopción y ayuda escolar. En el interior, estas asignaciones eran el doble, triple o cuádruple, según la localidad.


En reemplazo habrá un salario familiar por hijo menor de 14 años de 30 pesos para todos los trabajadores, estén o no registrados, y para los desocupados, y de 60 pesos si el hijo es discapacitado.


¿Qué es lo que se suprime?


  • • La asignación por matrimonio de 261 pesos, de nacimiento de 174 pesos y de adopción de 1.044 pesos, que fueron recortados en un 13%.
  • • El salario familiar prenatal de 30 pesos promedio.
  • • El salario familiar por hijo entre 14 y 18 años.
  • • El salario familiar por hijo para los que cobran entre 1.000 y 1.500 pesos.
  • • La ayuda escolar anual que se cobra en marzo y es de 113 pesos por hijo.


La otra estafa tiene que ver con la «extensión» del salario familiar a los que están en negro o son desocupados. Porque, para eso, esos trabajadores deberían registrarse en un padrón que, según el Gobierno, tendría «un costo de 100 millones», que saldrá del bolsillo de los trabajadores. Con este empadronamiento se busca armar un registro clientelístico de Bullrich y su banda y apartar a las organizaciones combativas de la organización de los desocupados.


Pero además, el trabajador que está en negro no se va a registrar porque automáticamente sería despedido por la patronal.


En el caso de los desocupados, el salario por 30 pesos reemplazará al plan Trabajar de 160 pesos. Entonces un desocupado con dos hijos que hoy cobra un plan Trabajar de 160 pesos pasará a cobrar 60 pesos.


Ante esta confiscación, el Partido Obrero plantea la huelga general hasta que se derogue el decreto confiscador.

También te puede interesar:

Panorama político de la semana.
Durante el primer año de la pandemia, todos los gobiernos aplicaron recortes presupuestarios..
Habrá un aumento del 6% en la boleta.
Algunas intervenciones de las compañeras que participaron en la comisión de Planes de Empleo y Trabajo Precario, en el Congreso del PdT.
Además, culpa a los piqueteros de la desocupación.