10/09/1999 | 641

Nuevamente, se reunió la Asamblea Popular

Cerca de mil trabajadores y vecinos de Tartagal se reunieron el vienes 27 para apoyar la lucha de los trabajadores municipales, en paro y olla popular porque les deben el salario de tres meses. En esta Asamblea Popular se repudiaron los anuncios del intendente sobre el despido del 50% de los trabajadores y la pretensión de que los propios municipales tomen de créditos para paguar sus propios salarios.


El Partido Obrero impulsó vigorosamente la convocatoria a esta asamblea, a la que diversos sectores de trabajadores sumaron sus propias reivindicaciones. A dos años de la pueblada, el conjunto de sus reclamos están irresueltos. Se replanteó así la necesidad de volver a una lucha de conjunto.


El PO llevó propuestas concretas que fueron muy aplaudidas por la concurrencia:


a) Control obrero de la caja del municipio, para terminar con los curros de las camarillas del intendente y que cada peso que entre vaya a salarios.


b) Que se suspenda por tiempo indefinido la deuda de la provincia con la banca privada para destinar ese dinero al pago de salarios.


c) Por un plan de lucha de todo el pueblo para imponer estos reclamos.


Duhalde se cagó… y apareció el dinero


La asamblea popular coincidió con la llegada de Duhalde a la provincia y, al día siguiente, debía visitar Tartagal. La visita se canceló y súbitamente apareció el dinero para pagar un mes de sueldo y el aguinaldo.


Ahora, el gobierno ha impuesto una conciliación obligatoria e intentará volver a la carga con el ‘ajuste’. Impulsamos que se vuelva a convocar a la Asamblea Popular, que se establezca un pliego único de reclamos y se organice un plan de lucha de conjunto, que incluya una marcha a la capital junto al resto de los municipales de la provincia.

También te puede interesar:

Los antiderechos buscan atacar nuestras conquistas en nombre de una supuesta "mayoría" social.
Anuncia convenios de asistencia directa a mujeres que sufren violencia en barrios populares mientras vacía la DGMuj y desaloja trabajadoras.
Un repaso de las medidas económicas lanzadas luego de las Paso.
Extraordinario incremento de la explotación de la fuerza de trabajo.
Silencio criminal de los sindicatos y el gobierno.