17/08/2006 | 959

Nuevo Banco de Mendoza: La “concertación” parió otro gran negocio

El anuncio de Cobos de crear un banco provincial marcó un repentino cambio de agenda para los partidos patronales. La iniciativa ya había sido “consensuada” con el gobierno nacional, que meterá la mano en esta nueva “caja” a través del Banco Nación. El nuevo banco provincial tendrá la forma de sociedad anónima, con el 51% en manos del Estado provincial y el 49% en manos del Nación y de sectores privados. La banca extranjera dio el visto bueno a través del presidente de ABA, Mario Vincens (“casualmente” de visita por Mendoza), y lo propio hicieron los banqueros “nacionales y populares” de Adeba.


Jorge Brito (Macro Bansud) y Enrique Eskenazi (bancos de Santa Cruz, Santa Fe y San Juan) ya están negociando su incorporación como accionistas. El unánime apoyo de la burguesía local habla a las claras de lo que será esto: una fuente de subsidios a los empresarios amigos. El lugar de los que quebraron los bancos de Mendoza y Previsión Social en los ’90, dejando deudas incobrables por casi mil millones de dólares (de las que se hizo cargo el Estado provincial previo a su privatización), será ocupado ahora por la emergente burguesía "transversal".


Hasta ahora el financiamiento barato para los negociados de la burguesía local (préstamos al 4% anual) lo hacía el Fondo para la Transformación y el Crecimiento, creado con fondos provenientes de regalías petroleras (que ronda los 150 millones). Estas cifras son escasas para el apetito de los empresarios mendocinos. El Estado tendrá que capitalizar al nuevo Banco emitiendo un bono para tomar deuda. Otra fuente de financiamiento, claro, será el “ahorro” de los docentes y estatales provinciales y los recortes a la salud y la educación públicas.


Mientras la burguesía mendocina encuentra otro motivo para seguir festejando, cientos de familias de Maipú y Luján de Cuyo se quedaron sin vivienda por un sismo. El pueblo no festeja.

En esta nota

También te puede interesar:

El pasaje pasa a $36 desde enero y a $40 desde el 1 de julio.
El 2022 empezó con un tarifazo eléctrico.
Más un “cargo especial” del 10%.
Los aumentos de la luz en el interior del país.