12/08/2021
Elecciones 2021

Okupas: un spot que hace ruido

Disruptivo en una campaña electoral ‘gris’.

A sólo dos días de haberlo publicado, el spot que se referencia con la serie recientemente relanzada se hiperviralizó. A pesar de haber sido creada para internet fue pasado al aire en la mayoría de los canales y levantado por casi toda la prensa impresa. Los periodistas destacaron su creatividad o no fijaron posición pero lo publicitaron. El periodista de la revista Noticias que sigue la campaña electoral sentenció en twitter “el spot del @PartidoObrero de Okupas va a ser el mejor de la campaña 2021”. Y no fue el único.

Una “frutillita” sucedió en el programa de Nicolás Wiñazki: el mismo día que lo sacamos, lo pasó en el medio de una entrevista en piso con el actor que hace en la serie del “negro Pablo”. La entrevista fue elocuente: a 20 años de la serie, el “negro Pablo” puso un comedor “apolítico” en la Boca porque ve que la gente está pasando hambre. Esta contingencia explica por sí sola la eficacia comunicacional del spot. Este, como la serie, refleja a una Argentina empobrecida, jubilados hambreados, trabajadores hambreados, inaccesibilidad de la vivienda, con movilizaciones y perspectiva social descendente. La serie empatiza con la percepción general de empobrecimiento; ironía de la historia, si pensamos que el ‘relato’ kirchnerista en el pasado partía de compararse con la Argentina ‘defolteada’ del 2001. “Los mismo problemas”, se dice en el spot, y fue una idea repetida por todos los que lo comentaron. Prometieron el asado y volvió el club de trueque.

El spot es disruptivo en una campaña electoral ‘gris’ donde los dos bloques principales han optado por un perfil moderado para disputarse el centro del electorado.

Donde más ruido hizo el spot es en la base social que votó a Alberto Fernández. Desprevenidos, hasta diputados oficialistas interactuaron positivamente con el spot (incluso hasta la página oficial de un gobierno provincial). Luego de un par de horas, lanzaron una jauría en redes para inhibir muestras de apoyo. Y armaron sus memes y chicanas al spot: “qué mal actuado”, “que el Pollo no es negro”, y chicanas de todo pelaje, pero la bala ya había entrado.

A los trolls asalariados, suerte; a los desprevenidos, les sugerimos stalkear qué hacían sus propios referentes cuando se rodaba Okupas. Les spoliamos dos: Alberto Fernández, tras haber sido funcionario del gobierno de Menem, era legislador electo en la lista de Domingo Cavallo, tal vez uno de los mayores responsables de la crisis social de entonces. Onda que le hacía el juego a la derecha, en la misma lista que Elena Cruz que reivindicaba a Videla, como los Milei de ahora. A ver otro más… el actual candidato del Frente de Todos en CABA,  Leandro Santoro, era miembro del partido de gobierno, la UCR.

Volvamos al presente. La gran ‘Okupas’ de la realidad fue Guernica, donde apareció el ministro de seguridad bonaerense Sergio Berni, el “pancho”, con las topadoras, palos y las balas de goma; los que ahora usan un ‘chetómetro’ para medir el staff de actores no lo usaron para medir a quienes iban a usufructuar un country donde acampaban madres con chicos entre cartones y chapas.

El spot golpea la coartada oficial por el empobrecimiento: “no podes comparar, hay una pandemia”, dice el ficcional ‘Walter’ replicando al kirchnerismo; el “IFE dos mangos y lo cortaron”, retruca el Pollo ‘clarito’, balanceando la experiencia de millones que lo cobraron.

Al debatir el voto, aparece presente la idea de que la izquierda siempre está junto a los trabajadores que luchan, como argumento para explicar el paso de un voto al otro.  Pero el remate retoma en forma apropiada lo que representa un voto al Frente de Izquierda: un llamado a luchar, “si hay lucha estoy, Pollo”.

En definitiva, el spot ha sido un golpe a favor del FIT-U, logró su cometido con creces, hizo una crítica social en forma amena y con sutilezas. Todo programa tiene que captar la subjetividad del momento. En un minuto y medio, en una semana de producción, anotamos un poroto, con intuición y creatividad para separar la juventud y más también, de los bloques patronales ajustadores.

El spot termina con la cumbia del cucumelo, a más de uno le llamó la atención, continuará.

En esta nota

También te puede interesar:

Sobre la miniserie que pateó el tablero de la TV argentina. La pauperización de la juventud, ayer y hoy.