29/05/2008 | 1039

ORAN | Continúan la represión y las provocaciones

El lunes 26, los vecinos desalojados de los barrios El Milagro y 25 de Mayo, junto al PO, pasaron en pantalla gigante, en la plazoleta del mercado, el video del desalojo y la represión del pasado jueves 22. Más de 600 personas se agolparon a ver ese descarnado documento.

Al finalizar la actividad, un grupo de mujeres intentó hacer una reunión en el barrio El Milagro  y fueron rodeadas por la policía, que lo evitó con balas de goma y gases.

Al lugar llegó un periodista de Radio Noa y de Nuevo Diario, Samuel Huerga, que comenzó a filmar los hechos; la policía intentaba que no lo hiciera. En ese momento, los policías golpearon brutalmente a uno de los dirigentes de los municipales autoconvocados, Valentín Mamaní, a quien se llevaron detenido. Cuando Huerga estaba registrando con su cámara la detención de Mamaní, fue reprimido con bastones y balas de goma, al igual que los vecinos que intentaron ayudarlo. Todo está registrado en la filmación.

Huerga y Mamaní terminaron internados en el hospital local como consecuencia de los golpes.

Al cierre de esta edición, Mamaní continua detenido en el hospital y la policía le inventó una causa no excarcelable para mantenerlo de rehén.

El gobierno de Lara Gros y Urtubey se lanza con todo contra los movimientos de lucha por la vivienda que no van a cesar ante la severa crisis habitacional. Al día siguiente del desalojo en Orán, 600 familias se asentaron en un terreno en las afueras de Cafayate.

Lancemos una campaña en apoyo a los movimientos de lucha por la vivienda y exijamos la inmediata libertad de Valentín "Balico" Mamaní.

Corresponsal

En esta nota

También te puede interesar: