11/07/2002 | 762

«Organicemos a las masas por una Asamblea Constituyente»

Por Editor

«Me toca una tarea bastante difícil: comentarles cómo fue la organización del Polo aquí en la ciudad y cómo va a continuar.


«A partir de las jornadas revolucionarias del 19 y 20 de diciembre, en una discusión planteábamos la necesidad de organizar a las masas en los barrios. Empezamos, entonces, a organizar asambleas barriales de desocupados donde veíamos la necesidad de organizarnos a través de un planteo independiente para empezar a recuperar lo que estos tipos nos habían saqueado, nos habían robado: el alimento, la salud, el trabajo. A partir de ahí, con las movilizaciones, un 15 de enero fuimos a Plaza San Martín y nos entrevistamos con el ministro Domínguez. Denunciamos que la provincia y el gobernador Reutemann no habían hecho nada por nuestra salud, por nuestra educación y contra los cierres masivos de fábricas. Continuamos con las movilizaciones: conseguimos comedores que hoy organizan a muchos compañeros en diferentes barrios. Hoy, el Polo Obrero tiene en Rosario ocho comedores en los que se les da de comer a más de 1.200 compañeros, todos menores de edad.


«Después, pidiendo la reapertura de fábricas, trabajo genuino y, en la emergencia, planes de empleo, los programas «Jefes y Jefas de Hogar». Habíamos sido aislados; los consejos consultivos nos habían rechazado todos los proyectos; no nos querían dar ni un solo plan. Mediante asambleas en los barrios decidimos llevar adelante una lucha más a fondo y el 3 de abril instalamos una carpa frente a la Municipalidad, reclamando los planes de empleo. Nos mantuvimos hasta el 24 de abril, en que hemos quebrado los podridos consejos consultivos que nos habían aislado; quebramos también el aislamiento de toda la burocracia sindical que no nos apoyó en esta lucha, y hemos recuperado, para los compañeros organizados en el Polo, 107 planes. Hemos destruido el Consejo Consultivo, que se cayó a pedazos, con la complicidad de la ONU, de la Iglesia, del Poder Ejecutivo municipal y provincial y del Concejo Deliberante.


«Hoy, los compañeros venimos de una lucha, el día 26 de junio, en la que hemos perdido dos compañeros luchadores, jóvenes muertos por este régimen capitalista que sólo tiene para los trabajadores y para los estudiantes más hambre, más represión y más homicidios. Por eso hoy, es necesario organizar a los barrios, ir a la puerta de cada fábrica, de cada empresa, y sacar esos compañeros a la calle. Comenzar a construir el camino de la huelga general que derrumbe a este sistema, a estos gobiernos saqueadores y hambreadores, y terminar con este régimen.


«Compañeros, nosotros rechazamos las elecciones porque estas elecciones van a ser un cambio de figuras pero no van a cambiar las medidas económicas. Es necesario sacar a los trabajadores, organizar a las masas por una Asamblea Constituyente libre y soberana, donde el pueblo resuelva, reorganice a la nación, a la provincia y a los municipios para darle una salida de conjunto a los trabajadores, ocupados y desocupados, a nuestros jubilados, a nuestra juventud y a nuestra niñez.


«El aumento de salarios es posible, al igual que el subsidio para los desocupados y el salario igual a la canasta familiar; es posible a través de la lucha y de la movilización. Fuerza, compañeros, adelante los piqueteros. Y les pido un fuerte aplauso para los compañeros caídos el 26 de junio pasado. Gracias.»