06/01/2022 | 1635

Pacto entre el Frente de Todos y Juntos en la Legislatura bonaerense

La voz opositora fue la del Frente de Izquierda Unidad

El 28 de diciembre tuvo lugar en la Legislatura bonaerense un “supermartes legislativo”. Sesionaron en simultáneo Diputados y Senadores, para aprobar en tándem los proyectos de ley del Presupuesto 2022, la Ley Impositiva, la Ley de Ministerios y la modificación de la Ley Orgánica de las Municipalidades, habilitando la re-re-elección de los Intendentes. Más allá de algunos choques dentro de cada bloque en esta última cuestión, el dato distintivo de ambas sesiones fue la confluencia en las votaciones entre el Frente de Todos y Juntos, que dieron curso a todos los proyectos en votación.

Presupuesto de ajuste y endeudamiento

Tal como denunció la bancada del Frente de Izquierda Unidad, el Presupuesto 2022 de Kicillof marca una ruta de ajuste, endeudamiento, represión y precarización laboral para la provincia. La oposición patronal de Juntos, que comparte esa orientación general, aportó sus votos a la llamada “Ley de leyes”, sin mucho debate al respecto.

Mientras el mensaje (fundamentación) del proyecto enumera carencias enormes en la provincia, el Presupuesto no apunta ni mínimamente a resolverlas. De hecho, se establece un ajuste que incluye un recorte nominal para la partida de salud, en medio de la nueva ola de contagios.

Lo aprobado, fundamentalmente, es una orientación política para cumplir con el pago a los acreedores de la deuda provincial y contraer nuevas deudas. Así lo expresó incluso un legislador de Juntos, que frente a las críticas del oficialismo por el “enorme endeudamiento” de Vidal respondió que “discutimos mucho tiempo el endeudamiento de uno y del otro, pero hoy estamos aprobando casi 1.000 millones de dólares y no decimos nada”.

También se destaca el aumento de las partidas de Seguridad. Solo el Frente de Izquierda cuestionó que se refuerce a la maldita Policía Bonaerense, integrando 10.000 efectivos nuevos en planta permanente. Mientras tanto, para los trabajadores del Estado, de la educación y la salud se crean casi exclusivamente cargos en planta temporaria y se sostiene la precarización laboral.

Pactos espurios: re-re-elección, cajas negras en los municipios y eximición de sanciones a los intendentes

La aprobación de todas las leyes en cuestión fue parte de un paquete general que estuvo en negociación hasta el último minuto, completamente por fuera del ámbito de la Legislatura. Ni los propios legisladores tuvieron en sus manos, a la hora de la votación el texto final de la modificación de la Ley Orgánica de las Municipalidades y del Presupuesto provincial. Las autoridades de la cámara enviaban a los bloques correos con enlaces vacíos y con archivos viejos.

Como parte de este pacto, los Intendentes del oficialismo (fundamentalmente los barones del conurbano) y los de Juntos (PROUCR) consiguieron aprobar por amplia mayoría un “borrón y cuenta nueva” que permite a 94 intendentes que llevan más de dos mandatos volver a re-elegirse en 2023. Si bien en ambos bloques hubo algunas divisiones (el massismo en el Frente de Todos, Vidal y un sector de la UCR en Juntos), fueron expresiones completamente menores.

El Frente de Izquierda, una vez más, marcó el contrapunto, con un rechazo de plano a este pacto político, denunciando que busca la auto-preservación de un aparato de opresión contra el pueblo en cada distrito y el carácter antidemocrático que tiene. No olvidemos que hace pocas semanas los armados de los intendentes quedaron fuertemente cuestionados en las legislativas de 2021.

Por otra parte, el texto final del Presupuesto, que se dio a conocer horas después de la sesión, incorporó 11 artículos nuevos en el capítulo dedicado a los municipios. En ellos se establecen nuevos recursos para el manejo discrecional de cada municipio, entre los que se restituye el “Fondo de Infraestructura Municipal” (que había sido omitido en el proyecto original), otorgando 17 mil millones de pesos directamente a las comunas. Además, se integran artículos que significan un perdón a los intendentes y funcionarios, eximiéndolos de sanciones frente a ejercicios deficitarios, o directamente frente al desvío fondos.

Luchemos contra el pacto de Todos y Juntos

Los bloques mayoritarios de la Legislatura, el Frente de Todos y Juntos, han establecido un pacto que fija una ruta para la provincia. Intentarán imponerle a los trabajadores bonaerenses un mayor ajuste, para honrar los compromisos con los acreedores, e incluso para contraer un mayor endeudamiento.

Acompañado de esto, el intento de salvataje de los intendentes de todos los colores tiene una relación directa. Se intenta preservar a los aparatos políticos que, distrito por distrito, ponen sus recursos en función de sostener un régimen que condena a la población al hambre y la miseria.

Es necesario, entonces, profundizar el camino emprendido por el Frente de Izquierda Unidad en este nuevo período en la Legislatura, que se encargó no solo de denunciar este pacto, sino también de darle impulso a la movilización popular para rechazarlo.

También te puede interesar:

Ante los nuevos pagos de deuda, ganemos la calle contra el ajuste y con un programa de salida.
Nos movilizamos el jueves 27 del Obelisco al Ministerio de Economía a las 10:00.
Se mantuvo prófugo durante tres años, con el aval del poder político.
Resulta fundamental reforzar la organización independiente para lograr justicia.