08/02/2021
Sistema previsional

Página 12 fogonea el desfalco del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses

De reaseguro para los jubilados a "herramienta financiera" de los gobiernos.
Plenario de Trabajadores Jubilados Córdoba

Con fecha del 7/2/2021, Página 12 publicó una nota con el pomposo título: “La revancha del FGS. Palanca para el desarrollo”, firmada por el periodista Santiago Fraschina. El artículo comienza con una falsificación sobre la función principal del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, tal como lo establece el Decreto 897/07 que le da nacimiento.

El periodista comienza afirmando que “el objetivo principal que tiene el FGS es lograr rendimientos directos e indirectos generados por diversas inversiones que realiza su administración. Además de las ganancias que generan los activos financieros que el FGS dispone en su cartera. Las distintas administraciones del fondo realizan inversiones en proyectos productivos y de infraestructura que dinamizan la economía a través de la generación de nuevos puestos de trabajo, incrementando los ingresos de Anses…” (sic)

Pero la letra del Decreto 897/07 desmiente al periodista. En sus fundamentos sostiene “… que la presente medida tiene como fin prioritario asegurar que los beneficiarios del Sistema Público de Reparto no se conviertan en variable de ajuste de la economía en momentos que el ciclo económico se encuentre en fases desfavorables, contando a tales efectos con los excedentes producidos en los momentos positivos del ciclo”.

En el articulado de dicho decreto, leemos lo siguiente:

“Art 1.- Créase el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Régimen Previsional Público de Reparto (FGS) cuya finalidad será la de: a) atenuar el impacto financiero que sobre el régimen previsional público pudiera ejercer la evolución negativa de variables económicas y sociales; b) constituirse como fondo de reserva a fin de instrumentar una adecuada inversión de los excedentes financieros del régimen previsional público garantizando el carácter previsional de los mismos; c) contribuir a la preservación y/o rentabilidad de los recursos del Estado; d) atender eventuales insuficiencias en el financiamiento del régimen previsional público a efectos de preservar la cuantía de las prestaciones previsionales”.

Queda claro que en la letra del Decreto 897/07 el objetivo principal es defender la cuantía de las prestaciones previsionales, y no lo que afirma Página 12. La nota tiene otras inconsistencias, pero lo central es detenerse en el por qué de esta grosera falsificación. Encontramos entonces que la mención al círculo virtuoso que producirían las inversiones con fondos del FGS es exactamente igual a lo planteado por la interventora de Anses, Fernanda Raverta, en el anuncio de inversiones en el puerto de Mar del Plata con el FFP formado con dinero del FGS. Términos que también se utilizan en los fundamentos de la Ley 27.574 recientemente sancionada (con los votos del oficialismo y Cambiemos) que dio origen al Fondo de Inversiones Estratégicas con 100.000 millones de pesos del FGS.

Tenemos entonces que la nota de Página 12 se inscribe en un operativo orquestado desde el gobierno (y la oposición patronal) para borrar cualquier referencia y vinculación del FGS con los haberes previsionales y la defensa de su cuantía. Pero esto no es todo, si se ingresa a la página web institucional de Anses encontramos un tutorial que nos informa qué es el FGS y allí nos enteramos que es… ¡una herramienta financiera!

Más llamativa aún es la respuesta de la Administración Nacional de Seguridad Social a un requerimiento del diputado José Luis Patiño (PRO), quien mediante una nota de solicitud pidió “…información sobre el historial de operaciones en los mercados primarios y secundarios del FGS, con inicio 1 de enero 2020)” . Allí, esta Administración plantea (citando una serie de reglamentaciones) que es información que no tiene un carácter público. Y continua “… Información que pudiera poner en peligro el correcto funcionamiento del sistema financiero o bancario” (sic). Para completar, la Administración plantea que el FGS tiene sus propios organismos de control: el Consejo del FGS y la Comisión Bicameral del Congreso. Pero resulta que la última acta del Consejo del FGS es la N°58 del 22/5/2019 y la última presentación ante la Bicameral es de mayo 2019 (siempre según la página institucional de Anses). En conclusión: no existe ningún control sobre el manejo de los fondos del FGS.

No hay que olvidar que el FGS se constituye fundamentalmente con las cuentas de capitalización que los trabajadores tenían en las AFJP con la opción de volver de las mismas al sistema de reparto (D 397/07), primero, y con la nacionalización de las AFJP después (Ley 26425). Eran cuentas de cuatro millones de trabajadores que en valores de ese momento (1/1/2009) equivalían a 30.000 millones de dólares. No puede haber duda alguna que se trataba de dinero de los trabajadores para garantizar su futuro previsional y de ninguna manera para constituir una “herramienta financiera” manejada según el arbitrio de los gobiernos de turno con sus interventores en Anses.

El FGS nunca se utilizó para defender la “cuantía de los haberes previsionales”, y la prueba más contundente de ello es que millones de jubiladas y jubilados perciben un miserable haber mínimo de $19.000, cuando desde la formación del FGS con sus cuantiosos activos pasaron por el gobierno el kirchnerismo, el macrismo y ahora los Fernández. Y este es un tema sobre el que mucho hemos escrito.

Pero ahora estamos frente a un salto en la intención del gobierno de apropiarse del FGS -que, según también nos “informa” Página 12, es el más importante del sector público. Resulta casi ocioso señalar que lo del “ciclo virtuoso de la economía nacional” que generará fuentes de trabajo y más aportantes para Anses es un cuento chino, cuando tenemos el 35% de la masa de los trabajadores precarizados y en negro, la pérdida de dos millones de puestos de trabajo con la pandemia, las exenciones a los aportes patronales, fuga de capitales, cierres de empresas y derrumbe de la inversión de los capitalistas.

La defensa del FGS y de la sustentabilidad misma del Sistema Previsional depende íntegra y exclusivamente de los propios trabajadores. Corresponde plantear la expulsión de la intervención (permanente) de Anses y que este organismo sea dirigido y controlado por sus beneficiarios y los trabajadores que aportan al sistema. Fuera la intervención del Estado de Anses.

La defensa de la “cuantía” de las jubilaciones dependerá, también, de los propios trabajadores y jubilados. Organicémonos entonces para reclamar un inmediato aumento de emergencia para los jubilados que lleve el haber mínimo a $50.000.

También te puede interesar:

Críticas a Alberto Fernández, que tras idas y vueltas finalmente no fue.
Se trata de una transferencia de recursos al bolsillo de los capitalistas.
El 30/10 a las 15 hs, todos a Plaza de Mayo
En el Amba y en todo el país, por trabajo, seguro al desocupado y alimentos.