01/08/1996 | 504

Para la izquierda Cavallo seguía

El conjunto de la izquierda aseguró que Cavallo no iba a caer.


El PC, en su periódico (Propuesta, 25/7), un día antes del despido de Cavallo, planteaba: “Ni Menem ni Duhalde cuentan con el tiempo ni el escenario para reemplazar a Cavallo más aún cuando ese cambio no se justificaría en ninguna alteración de la actual política…”. Para el PC, una caída de Cavallo sería incluso intrascendente.


El Ptp, en su periódico (Hoy, 24/7) caracterizaba que “Ese miedo al desborde popular y a la posibilidad de que la renuncia de Cavallo haga colapsar la economía y precipite la crisis política fueron determinantes para que la cúpula del PJ —con Duhalde a la cabeza— pasara de la crítica al apoyo de las medidas tomadas por el ministro”. Para el Ptp: “Está claro entonces que lo único que permite la sobrevivencia del plan Cavallo son los sucesivos ajustes contra el pueblo y la mayor entrega y sometimiento nacional, en un tirabuzón sin fin hacia abajo”. Pero, a diferencia del PC, al Ptp le interesa que se “transforme todas las deudas y activos financieros en moneda extranjera a la moneda nacional”, para “permitir revertir la actual situación de ahondamiento de la crisis económica y social”. Es, precisamente, lo que preparan muchos economistas burgueses, para lanzar una devaluación monetaria que perjudique a las masas sin tocar las posiciones de la burguesía endeudada en dólares, marcos o yenes.


Para las corrientes del tronco ‘morenista’ (Mas, Pts, Mst), cuyas prensas salen más espaciadas y tienen análisis aún más rudimentarios, la burguesía seguía apoyando también a Cavallo y a su ‘plan’.


El fracaso de la izquierda argentina para pronosticar la caída de Cavallo traduce su completa incomprensión de las contradicciones del régimen capitalista y de la crisis catastrófica de su economía y de su política.

En esta nota

También te puede interesar: