16/07/2015 | 1372

Parajón y la bancarrota de la izquierda plural y… clerical

Por D.B.


El 9 de julio, en oportunidad del Tedeum realizado en la Catedral, el arzobispo Zecca realizó fuertes críticas al gobierno nacional y provincial: rechazó los protocolos para los casos de aborto y de fertilización asistida, y reclamó mayor incumbencia de las propuestas de la Iglesia en las reformas curriculares que se están realizando en el sistema educativo provincial. Además, criticó la falta de pluralismo y de diálogo.


 


Estas declaraciones fueron saludadas por todos los candidatos a gobernador derechistas, desde Ricardo Bussi, pasando por Cano y Koltan (ex PC, ex alperovichista y ahora massista). Incluso Manzur, candidato de Alperovich, señaló que respetaba la declaración obispal.


 


Lo que sorprendió fueron las declaraciones de aprobación de Parajón, quien encabeza como candidato a gobernador una alianza con el MST, el PCR y el PC disidente, quienes han guardado un silencio vergonzante frente a las declaraciones de su referente político. Parajón deschavó que fueron al diálogo que convocó la Iglesia tucumana y señaló «que gracias al papa Francisco se toman medidas progresistas y de avanzada». Hace un par de semanas, el obispo Zecca reivindicó un fallo judicial que prohíbe a los jóvenes de 16 y 17 años participar como electores en la elección provincial.


 


Sólo el Partido Obrero y el Frente de Izquierda denunciaron la postura de Zecca como un ataque a los derechos de las mujeres, reivindicó el programa con el cual se concretó la movilización el 3 de junio en todo el país, la educación laica y «el voto joven», y se delimitó del gobierno por haber gobernado en estos doce años a favor de los poderosos y en contra de los trabajadores.


 


 

En esta nota

También te puede interesar: