02/09/2010 | 1144
PILAR: ALTOS DE LOS CACHORROS

Paremos los desalojos

Nora de Pilar

Como los pájaros y porque saben,

los trabajadores construyen siempre

sus casas

una y otra vez en cada pedacito

de tierra que consiguen

y una y otra vez el capitalismo ladrón

se las destruye.

En Altos de los Cachorros, barrio De Vicenzo, se afincaró un grupo de trabajadores que le compró los terrenos a una inmobiliaria (Luccetti). Construyeron sus casas, rellenaron el terreno inundable entre todos, después levantaron paredes, pelearon por la luz, obtuvieron el asfalto cortando la Panamericana y consolidaron un grupo unido y solidario. Hace dos años, tres de ellos recibieron una citación por usurpación, por parte de quienes dijeron ser sus dueños. Ahora, la jueza les dio diez días para irse del terreno.

Fueron a la Dirección de Tierra y Viviendas para buscar alguna solución y la directora los trató de usurpadores y los insultó. Viajaron a Capital para denunciar la discriminación y en el Inadi les dijeron que, para hacer la denuncia, primero tenían que ir a la Defensoría del Pueblo de Pilar (¿?). “Así nos encontramos: ahora estamos peleando juntos con una movilización al juzgado y conseguimos una prórroga de tres semanas. La jueza accedió personalmente a llamar a una audiencia de las partes, proponiendo a los “dueños” que accedan a vender en cuotas el predio a los trabajadores. Hemos difundido la situación, denunciando el trato discriminatorio y el abandono del Estado. También nos hemos movilizado al municipio, reclamando una audiencia al intendente para que intervenga. El municipio, mediante los punteros y alcahuetes que asedian en el barrio, ha intentado desbaratar las asambleas diciendo que todo está perdido. El intendente intenta por todos los medios desgastar la lucha. En la entrevista que conseguimos, él no se hizo presente; en su lugar había un batallón de funcionarios menores que intentó disuadir a los compañeros, dividirlos e impedir nuestra intervención con infundios, amenazas y promesas. La respuesta del barrio es la asamblea, los vecinos han elegido una comisión, habrá una nueva marcha la semana que viene y un gran festival la semana siguiente para instalar y extender el conflicto, porque muchos barrios en la zona atraviesan situaciones parecidas. Tenemos tres semanas y la decisión de ganar”.

En esta nota

También te puede interesar:

"Luz y agua para Malabrigo, basta de arbitrariedad estatal", reclamó Soledad Díaz, junto a Emanuel Berardo, presentes en la acción de lucha.  
Se trata de ocupaciones que no tienen servicios esenciales como agua, luz, gas y recolección de residuos.
Decenas de familias marcharon desde el Obelisco a la Legislatura porteña, tras ser desalojados brutalmente por el gobierno de Larreta.