21/04/2017

Policía en las escuelas y zonas liberadas en los barrios: dos caras del mismo plan represivo

Intimidaciones de las autoridades educativas. La respuesta de alumnos y docentes.


En los últimos días asistimos a un ataque sin precedentes a la escuela pública, la docencia y los estudiantes en particular. A las numerosas denuncias contra los docentes sobre supuestos adoctrinamiento de alumnos en las escuelas públicas y su consecuente amenaza de sanciones, se suman ahora intempestivas auditorías para controlar planificaciones y clases sobre temáticas especificas como el acto del 24 de Marzo. En consonancia con ello, el ministerio de Educación de la Ciudad giró una circular a las supervisiones llamando la atención sobre el tratamiento que debe darse a los temas de “realidad social", en un intento de censura previa que tiene origen en las clases en las que los docentes hablaron sobre el conflicto docente.


 


Como si fuera poco, la policía no deja de amedrentar estudiantes. Sin orden que lo justifique, los efectivos ingresaron ayer al colegio Mariano Acosta en momentos en que se desarrollaría una clase publica dentro de la institución con la excusa de un supuesto corte de calle que nunca se realizó. También en el día de hoy la policía ingresó a la Escuela Técnica 27 a pedir listados de los alumnos que estaban haciendo una sentada dentro del colegio mientras que la supervisión, avalando este proceder ilegal, exigió sanciones a los alumnos que participaban de la medida. En esta misma orientación, los alumnos de la escuela Esnaola denunciaron la presencia de efectivos en el predio del colegio cada vez que desarrollan una asamblea.


 


Semejante operativo sobre las escuelas no tiene otra función que amedrentar a docentes y estudiantes que se encuentran en pie de lucha por la defensa de la escuela publica en medio de uno de los conflictos docentes mas extendidos y menos regimentados por una burocracia sindical que no logra poner en caja las múltiples asambleas distritales en las cuales, también, intervienen las comunidades de padres que incluso han salido en defensa de los docentes frente a las multiples acusaciones de mal desempeño y adoctrinamiento por parte del Ministerio de Educación.


 


Como contrapartida, y en medio de una ciudad prácticamente cercada por la nueva policía unificada de la ciudad, se multiplican los casos de ataques sexuales e intentos de secuestro a chicas y robos y golpizas a los jóvenes en cercanías de los colegios y en los barrios durante sus momentos de recreación. Es por estas razones que en este viernes se realizó un corte de calle de estudiantes secundarios del barrio de Mataderos contra las zonas liberadas y las redes de trata. También la comunidad de Villa Pueyrredón se movilizará a la Comisaría 47, en tanto se organiza una asamblea en el barrio de Saavedra para buscar poner fin al estado policial que acosa y pone en peligro la vida y la integridad de los jóvenes.


 


Estamos frente a una escalada represiva que da vía libre a las fuerzas de seguridad para avanzar sobre los trabajadores y jóvenes que luchan contra los planes de ajuste del gobierno, pero también para liberar zonas al delito organizado del narcotráfico y la trata del cual se nutren las cajas de las comisarías.


 


Fuera la policía de las escuelas.


 


Abajo la represión a los trabajadores y trabajadores


 


Fin de las zonas liberadas. Basta de redes de trata.


 


 


 


También te puede interesar:


 

En esta nota

También te puede interesar: