06/05/2004 | 849

Por los 1.500 jóvenes y luchadores caídos desde la democracia

Un encuentro de 11 familias, víctimas del gatillo fácil de Garín y la zona aledaña, aprobó la convocatoria y resolvió participar del Encuentro de familiares de víctimas del gatillo fácil y organizaciones de derechos humanos que actúan en el seno de la Asamblea Nacional de Trabajadores, el cual se realizará el sábado 8.


Horas antes, el Congreso de la Nación habrá terminado de aprobar proyectos de ley que corresponden a tres puntos más del petitorio Blumberg. Uno de ellos prácticamente elimina la libertad condicional. Los otros elevan a 50 años o perpetua el máximo de reclusión posible para diversos delitos. De conjunto, significa abolir toda posibilidad de recuperación y reinserción social de un detenido, y convertir a las cárceles en tumbas vivientes.


Con estas aprobaciones, el Congreso habrá votado 286 leyes penales desde el advenimiento del “estado de derecho”. La Constitución es el Código Penal. Tiene un criterio de clase, preserva la organización mafiosa y criminal del propio Estado, y victimiza al indefenso, víctima a su vez de la barbarie social capitalista. “El problema está en la Justicia, en la Bonaerense y más arriba”, definió una madre.


El ordenamiento en materia de seguridad puesto en marcha por el gobierno nacional y el de la Provincia de Buenos Aires da signos de encallamiento. Mientras la Corte Suprema de la provincia plantea que se pongan en marcha 38 juzgados y se cubra “la totalidad de las vacantes”, “el gobernador Felipe Solá negó que se pueda destinar más dinero al Poder Judicial de la provincia” (El Día, 30/4). La reforma judicial, una de las “claves” de la “nueva” política de seguridad, está muriendo antes de nacer.


En la reunión se acordó contraponer al “petitorio Blumberg” una “carta del pueblo ante la inseguridad”, un documento que plantee un programa, una agenda de lucha y una organización

También te puede interesar:

Ya son catorce las víctimas en la provincia en lo que va del año, cuatro de ellas asesinadas por miembros de las fuerzas del Estado.
El joven repartidor de 28 murió a manos de tres efectivos de la Policía Local de La Plata.
Amenazas a los familiares de Facundo y a periodistas.
Otro caso de impunidad.
¡Cárcel efectiva a Montes de Oca y Díaz Cáceres!