Políticas

28/1/2015

|
1348

Por una alternativa popular a Insfrán

Partido Obrero de Formosa


El Partido Obrero de Formosa se ha transformado en una referencia política para los trabajadores de la provincia desde la campaña de 2013, cuando conquistamos el lugar de tercera fuerza electoral. El PO ha estado presente en cada una de las luchas populares: en las movilizaciones de los tanineros, de los docentes, de los trabajadores del Estado y en tantas otras.


 


A fin de año impulsamos la lista de Tribuna Docente en las elecciones de Juntas de Clasificación convocadas por el gobierno de Insfrán. Triunfamos en las urnas de la capital e hicimos una enorme elección en toda la provincia. Tribuna fue la única lista opositora al rejunte de gremios oficialistas. La lista de Insfrán encabezada por ADF-Ctera sufrió un duro golpe, y ahora se abre la perspectiva de recuperar este sindicato para unificar a la docencia de Formosa en una fuerte organización capaz de enfrentar al gobierno.


 


 


El régimen político


 


Formosa sufre un régimen autoritario, de características feudales, que tiene en el atraso de la provincia su pilar fundamental. La caja del Estado -de la coparticipación- es un factor enorme de contención social. El presupuesto estatal alimenta los negociados de las empresas amigas y la corrupción. La pelea por desarmar este entramado tiene que contemplar la revocabilidad de todos los cargos, la apertura de las cuentas de todos los organismos del Estado y los contratos de obra pública, el pase a planta masivo y la expulsión de toda la camarilla gubernamental.


 


El régimen también es un pilar para la apropiación de las tierras por parte de la oligarquía local, alimentando el despojo de los originarios y campesinos. Ahora la herramienta es el “reordenamiento territorial”, por el cual se les quita tierras a las comunidades que históricamente las han utilizado para su supervivencia. La voracidad de tierras desarrolla una expansión ganadera que no genera fuentes de trabajo. La crisis histórica del algodón ha rematado a los pequeños productores y campesinos. Miles de jóvenes abandonan año a año la provincia por falta de trabajo. La lucha por trabajo genuino, por la el acceso a la tierra, por la nacionalización de la gran propiedad y por poner los recursos de la provincia al servicio de los intereses de la población trabajadora ocuparán un lugar central en nuestra agenda.


 


Insfrán, los K y la oposición


 


Insfrán se pegó como una garrapata a los K, que siguieron la línea de “construir poder” con todos los caciques feudales del PJ del interior. Antes, se había adherido a todos los gobiernos previos. La crisis política nacional, sin embargo, ha golpeado al régimen, que se ha transformado en el centro de numerosas denuncias con amplia repercusión nacional. Insfrán busca reciclarse de la mano de Scioli, pero no descarta un acuerdo poselectoral con los Massa o Macri. Massa, en tanto, apoya a Joga, el padre político del monstruo. ¡Quiere terminar con los Insfrán para volver a su mentor!


 


Terminar con el régimen de Insfrán requiere una masiva movilización popular. Muy lentamente se van reuniendo algunos elementos para generarla: la crisis política, la ruptura de un sector de los trabajadores con el régimen, los ataques permanentes contra la población trabajadora. Nuestra tarea es desarrollar una fuerte oposición popular al gobierno, una agitación política, asambleas en los lugares de trabajo, el desarrollo de un programa de reivindicaciones y la intervención en cada uno de los conflictos. Con estas herramientas, prepararemos nuestra intervención en la campaña electoral, que será una gran batalla por conquistar para el pueblo de Formosa una representación política genuina en la Legislatura y los concejos deliberantes.