24/06/2015 | 1369

Primera presentación en Tanti


En las elecciones municipales de Tanti del 14 de junio las dos listas radicales sumaron el 75% de los votos (casi 3.000 sufragios), obteniendo la totalidad de los concejales. La elección se desarrolló como una lucha de camarillas radicales que gobernaron los últimos años por el control de los negociados desde el municipio, en particular los inmobiliarios.


 


Para que la elección se convirtiera en una especie de «interna» radical, fue determinante el papel de la oposición. De los tres concejales opositores, sólo se presentó el kirchnerista que retrocedió y perdió la banca. Es Posible no presentó lista. Y el candidato del PJ ni siquiera recibió el apoyo del gobierno de la provincia, que a través de sus punteros departamentales apoyó al intendente reelecto Azar. Con el adelantamiento electoral y la falta absoluta de una oposición real, Tanti se convirtió en un dominio clientelar de la UCR, a tal punto que hasta el mismo día de la elección se pagaban sumas de 500 pesos o más en las puertas de las escuelas a la vista de todos.


 


Pero la falta de oposición no es casual. Tanti se encuentra en Punilla, a pocos metros de Carlos Paz y de la ruta 38, conocida como la ruta de la droga. En toda esta zona existe un verdadero aparato de funcionarios, policías y fiscales que dominan el negocio de la noche y el narcotráfico. Ese aparato está formado por Caserío, jefe de campaña de De la Sota, y Decara, radical y defensor del pueblo de la provincia, votado por la Legislatura de De la Sota; y es responsable de decenas de crímenes impunes en la zona.


 


La presencia del Partido Obrero y el Frente de Izquierda fue organizada desde un núcleo muy pequeño, pero en sólo un mes de campaña se elaboró una plataforma, inauguramos un local y organizamos una agrupación, que nos llevó a tener fiscales en todas las mesas. Durante esa campaña pudimos destacar los grandes reclamos que tiene la población de Tanti, referidos a la falta de agua y de viviendas, a la pronunciada desocupación y la preocupante situación de los pequeños comerciantes, al estado de la infraestructura y la obra pública; y el abandono de promoción del turismo.


 


Entendemos que la continuidad de las camarillas de la UCR no dará ninguna salida a las aspiraciones del pueblo. Urge el desarrollo de una fuerza para enfrentarlos. Para el Partido Obrero y el Frente de Izquierda el 3% alcanzado significa un punto de partida en ese sentido. En lo inmediato nos pusimos a trabajar para las elecciones provinciales del 5 de julio para multiplicar nuestra presencia en la Legislatura.


 


 

También te puede interesar:

La marcha cuestionó el ajuste de quienes gobiernan, fue impulsada por el Polo Obrero y otras organizaciones del Frente de Lucha.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.