16/08/2012 | 1235

Prosur Habitat: un nuevo engaño contra la población villera

EXCLUSIVO DE INTERNET


El macrismo, a través de la Corporación del Sur, ha lanzado una nueva etapa del programa Prosur Hábitat en la villa Los Piletones (Soldati). Dicho programa (que también ha comenzado a aplicarse en otras villas de la ciudad) busca presentarse como un avance hacia la urbanización y titularización de la tierra. La realidad es que hasta ahora solo sirvió para realizar obras "de maquillaje", costosísimas, que no sirvieron para resolver los problemas de fondo (servicios, asfalto y veredas, etc.). En cuanto a la regularización de las tierras, el programa Prosur Hábitat encubre un retroceso para los habitantes de las villas y sus reclamos históricos.


En realidad, lejos de transformar las villas en barrios integrados a la ciudad, solo considera la construcción de nuevas viviendas para familias que deban ser relocalizadas por aperturas de calles. Para el resto plantea el mejoramiento de las viviendas existentes, sin contemplar el hacinamiento actual ni la masa de inquilinos que viven en las villas, por lejos el sector mas perjudicado.


Pero esta "urbanización" de bajo costo ni siquiera resuelve el problema de los vecinos cuyas viviendas serian "mejoradas" (hasta ahora las mejoras solo consistieron en revoque de los frentes que dan hacia los limites externos de las villas y pintura de colores). Para acceder a las mejoras prometidas por el programa deben firmar un "Acta de adhesión al programa Prosur" que los obliga a "adherir, colaborar, asistir y cooperar en el desarrollo y ejecución de dicho Programa", aunque no sepan en que consiste concretamente.


La supuesta solución definitiva a la cuestión de la propiedad de las tierras es otro engaño, ya que una vez firmada el acta "los adherentes se obligan a residir en forma continua, pacifica y permanente en el inmueble (…) no pudiendo ser este transferido en forma total o parcial, ni dado en préstamo de uso y/o alquilado (…) salvo autorización expresa de la Corporación Buenos Aires Sur" O sea, pierden los derechos que cualquier ciudadano tiene sobre la vivienda de la que actualmente son dueños, a la espera de que algún día se firme una "Escritura traslativa de dominio". El Acta de adhesión ratifica el derecho de la Corporación privatista a disponer de las tierras de la ciudad, utilizando pérfidamente la firma de los propios vecinos, obtenida con la promesa de la ansiada urbanización.


La otra cuestión fundamental es que el programa ignora a la gran masa de vecinos compuesta por inquilinos e indocumentados, los cuales quedan excluidos de toda posibilidad de acceso a una vivienda definitiva. Mediante el Acta buscan la "colaboración" de los vecinos firmantes contra los vecinos excluidos, e incluso contra posibles nuevos vecinos,en un cuadro donde día a día aumenta la población de las villas.


El Partido Obrero de Soldati, junto a la Lista Naranja/Polo Obrero de Los Piletones relanzara la campaña de denuncia contra las intenciones del macrismo así como el llamado a todos los vecinos a organizarnos para controlar y fiscalizar cada obra que se haga en el barrio, desde su licitación hasta su finalización, y principalmente para luchar por planes de vivienda para todas las familias que alquilan y por la escrituración inmediata y con plenos derechos para los vecinos que tienen sus viviendas en el barrio.

En esta nota

También te puede interesar:

Sucedió en el barrio Copello de Capitán Bermúdez el sábado 12 de junio.
El gobierno promueve monitoreo y financiación, pero ninguna salida de fondo.
Una situación que se encuentra al borde del estallido.