14/10/1999 | 646

Que la crisis la paguen Amalita y el Citibank

En pocos días comenzará la construcción de la nueva planta cementera de Loma Negra: el Proyecto «Lamali» en el paraje La Pampita. Estará en funcionamiento en abril del 2001 y reemplazará las tres plantas que la empresa tiene en la zona (Loma Negra, Sierras Bayas y Barker), lo que provocará una reducción de entre el 35 y 40% de la actual dotación. La empresa ya estaría ofreciendo ‘retiros voluntarios’… pagaderos en 48 meses y sin cobertura social durante ese período, y ‘traslados’ a las plantas de San Juan y Catamarca.


 


Eseverri, empleado de Amalita


Los anuncios del nuevo emprendimiento fueron realizados en el Municipio, donde se hizo un gran ‘bombo’ con la creación de mil puestos de trabajo. En verdad, esos mil puestos serán temporales, pues dejarán de existir apenas se termine la planta. Entonces, los compañeros de la construcción se sumarán a los mineros desempleados.


Aoma, el sindicato minero, denunció la connivencia entre la Municipalidad y la empresa: el reclutamiento de los 1.500 aspirantes para participar de la construcción de la planta se realizará en instalaciones oficiales y con personal municipal.


 


Empresa parásita


Amalita Fortabat y el grupo económico que lidera amasaron enormes superbeneficios mediante su ‘relación privilegiada’ con los diferentes gobiernos, civiles y militares, radicales y peronistas.


 


Ellos o nosotros


El PO de Olavarría reclama que se vuelva de inmediato al cobro del valor histórico del ‘impuesto a la piedra’. Invitamos públicamente a todos los candidatos a debatir cómo resolver la cuestión de la desocupación. Nuestro planteo: prohibición de las suspensiones y despidos; expropiación de toda empresa que cierre o despida. Si Loma Negra aduce que las ‘mejoras tecnológicas’ son la causa del ‘exceso de mano de obra’, que se cree un cuarto turno sobre la base de reducir la jornada laboral sin afectar el salario.

También te puede interesar: