09/04/1998 | 580

Quién cuidará de la seguridad en Hurlingham

Por Pedro Gez

El intendente Alvarez y su flamante brazo ‘izquierdo’, Pa­tricia Bullrich, han lanzado un pomposo “Plan de reorganiza­ción del sistema de seguri­dad” (PRSS), que pondría fin al “estado de indefensión de los vecinos de Hurlingham”, a la corruptela policial e incluso a “los grupos que actúan den­tro de la policía para cometer ilícitos”.


Para el tándem Alvarez-Bullrich, todo el problema consiste en la “escasez de recursos técni­cos, económicos y humanos”. La conclusión es que hay que re­forzar el aparato represivo con 200 policías adicionales, más móviles, armas y calabozos. Con un ‘adicional’: que el personal viva en el distrito, lo que han dado en llamar “policía comunitaria”.


Sin embargo, en un capítulo del ‘plan’ se afirma que la inten­dencia “cooperará permanen­temente” con la “seguridad privada”, “transfiriendo los servicios adicionales, firman­do acuerdos de complementación con empresas privadas de seguridad y (¡atención!) co­ordinando el accionar de las policías públicas y privadas en la prevención y represión del delito”. Es decir que se privatiza la represión bajo la gestión del Estado. La ‘seguridad’ se hace entonces más conspirativa y secreta, no más ‘popular’.


Como supuesta valla frente a los ‘excesos’ represivos, el plan propone un “defensor de segu­ridad”, con la función de convo­car a deliberar a las “fuerzas comunitarias”. Todo el mundo conoce, sin embargo, los vínculos entre esas ‘fuerzas comunita­rias’ y la ‘comunidad’ represo­ra.


La Alianza de Hurlingham ha reclamado un consenso en la con­fección del PRSS, en lugar de re­chazarlo de plano.


Lo que nuestros jóvenes y ve­cinos trabajadores necesitamos:


  • Subsidio de 500 pesos a todo desocupado mayor de 16 años o trabajo.
  • Juicio y castigo a los respon­sables de desapariciones y críme­nes bajo la dictadura y la Demo­cracia.
  • Organización y entrena­miento propios, barrio por barrio y manzana por manzana, inde­pendiente del Estado.

En esta nota

También te puede interesar:

La familia de Santiago convocó a un Grupo interdisciplinario independiente que elaboró un informe propio de la causa.
La necesidad de la "unidad (anti)nacional" para acordar con el Fondo domina el escenario.
La ministra de Seguridad actual, también denuncia a dos gendarmes.
Un recorrido por la causa y el entramado de encubrimiento.