07/07/2007 | 899

Repudiemos el plebiscito

Profundicemos la rebelión salarial

El miércoles 4 de mayo sesionó la asamblea de la seccional ATE Sur en el local de Lomas de Zamora, durante la jornada del paro provincial. Con la presencia de alrededor de cien delegados y activistas, el debate se extendió por más de tres horas, por la importancia y la gravedad de los problemas planteados.


 


En primer lugar, se balanceó la jornada de huelga, que fue contundente en toda la seccional. En segundo lugar, se debatió el rechazo al plebiscito que ATE provincia impulsa en Almirante Brown (18/5) para dividir a la seccional en dos.


 


La burocracia repodrida de la Verde provincial no impulsa ningún plan de lucha por aumento salarial; va decretando «jornadas» parciales después de ver los piquetes de estatales por TV. Esta gente, que rechazó debatir un plan de lucha de conjunto en el plenario provincial del 14 y 15 de marzo en Mar del Plata y boicoteó la votación de cualquier medida de acción, ahora pretende destrozar a la seccional ATE sur y descabezar a su dirección.


 


El pronunciamiento de la asamblea fue contundente; después de la enérgica intervención del activismo, repudiamos el plebiscito profundizando el plan de lucha:


 


– Paro de 48 horas, para el 11 y 12 de mayo.


 


– Piquete en el Puente Pueyrredón el 11 de mayo, a las 11 horas.


 


– Movilización al Consejo Nacional de ATE para repudiar la maniobra divisionista (6 y 11 de mayo).


 


– Petitorio dirigido a la directiva nacional de ATE.


 


– Pronunciamiento de repudio.


 


– Grupo de trabajo contra la división de la seccional.


 

En esta nota

También te puede interesar:

Un debate sobre la independencia política de los trabajadores
Vamos por asambleas y un plan de lucha para derrotar el ajuste.
Iban a una reunión programada con funcionarios. Fueron brutalmente golpeados por la Infantería. Se movilizan en su apoyo.
La inflación y los despidos son los instrumentos principales de los que se vale la clase patronal para descargar la crisis sobre las espaldas de los trabajadores