22/04/2015 | 1360

Río Negro: elecciones provinciales con la izquierda proscripta

EXCLUSIVO DE INTERNET


Para el 14 de junio fueron convocadas las elecciones provinciales de Río Negro, en el marco de una fuerte disgregación política. La ruptura del gobernador Weretilneck con el FpV a mediados de 2014, y su posterior pasaje al "massismo", derivó en una sangría incesante de ministros del gabinete provincial y en la expulsión del gobernador de su propio partido, el Frente Grande, el que ahora se encuentra intervenido por su dirección nacional.


Sin estructura partidaria propia, Weretilneck armó un conglomerado variopinto de pequeños partidos provinciales "viudas de la Concertación" (el frente que acompañó a la UCR en su prolongada gestión gubernamental) y partidos vecinales, para conformar la alianza "Unidos por Río Negro". Hizo para ello uso y abuso de la "billetera" provincial, engordada por los ingresos de la renegociación de las áreas petroleras. Weretilneck, incluyó en su lista de legisladores, al recientemente funcionario removido Arroyo, por el escándalo de prostitución de menores en el ministerio de Desarrollo Social.


El FpV, por su parte, ha logrado reagrupar a la tropa justicialista detrás de la candidatura de Pichetto. Fracasado el intento de dirimir la candidatura a Gobernador con la implementación de las Paso provinciales, las que finalmente no se reglamentaron, fue el dedo de Cristina quien ungió al senador, en detrimento de Martín Soria, apoyado por la influente Liga de Intendentes Justicialistas. La unidad se selló pero numerosas heridas quedaron abiertas. El FpV reagrupó detrás de sí a la mayor parte de la burocracia sindical, aunque los dirigentes de los sindicatos frutícolas se quedaron con Weretilneck.


La disgregación política es patente especialmente en el campo del radicalismo y el ‘progresismo'. El caso de la UCR es paradigmático. Sus principales referentes van desparramados en las cinco listas provinciales. Pichetto lleva como vice a la radical Ana Piccinini. El presidente del bloque radical en la Legislatura provincial, Bautista Mendioroz, es candidato a vicegobernador del Encuentro Progresista (ARI-PS), el que se reconstituyó luego de fracasar el acuerdo del ARI con el PRO. Otro sector del radicalismo nutre las listas de Weretilneck. El ex vicegobernador radical, Mario De Rege es el candidato a Gobernador por el PRO, y finalmente, el ex gobernador radical Horacio Massaccesi, presenta una lista testimonial de la UCR.


La proscripción del FUT-PO


El elemento más importante a destacar, es la ausencia de una alternativa de izquierda en el proceso electoral. La aplicación del Art. 146 de la Ley electoral rionegrina, que prescribe que pueden participar de las elecciones solamente los partidos con personería firme al "momento de la convocatoria", ha dejado fuera de la contienda a casi una veintena de partidos, incluyendo al FUT-PO.


Sin embargo, al "momento de la convocatoria" -el pasado 11 de marzo- el FUT-PO reunía la totalidad de los requisitos legales para acceder a la personería política. El FUT-PO ha presentado una apelación al Superior Tribunal de Justicia (STJ), luego que el TEP rechazara sucesivamente una solicitud para participar de las elecciones y una medida cautelar oportunamente interpuesta, en la que se planteó la inconstitucionalidad del Art 146 de la Ley electoral para el caso concreto del FUT-PO.


Con el FUT-PO proscripto, los casi 30.000 votantes del PO en las elecciones del 2013, al igual que el conjunto de los rionegrinos, carecerá de una opción electoral que represente los intereses de los trabajadores en las elecciones provinciales.


En nuestra intervención en la lucha que desenvuelven los municipales de El Bolsón y los trabajadores de Moño Azul en defensa de sus salarios, de los estatales que enfrentan la podredumbre de un Estado proxeneta y los docentes que rechazan el impuesto al salario, denunciaremos la proscripción del FUT-PO y a los candidatos del ajuste. El FUT-Partido Obrero se encuentra preparando su congreso provincial para el 26 de mayo, en el que lanzaremos la campaña para las elecciones nacionales de agosto y octubre. Allí prepararemos también las elecciones municipales de Bariloche y El Bolsón, en la que pelearemos por el ingreso de concejales de izquierda y socialistas.

En esta nota

También te puede interesar: