17/04/2020

Romina Del Plá denuncia la situación de Chubut ante el ministro Moroni

Este miércoles la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados contó con la presencia del ministro de Trabajo, Claudio Moroni, en lo que se volvió un festival de denuncias sobre la pandemia de despidos, suspensiones y rebajas salariales que azota al país.


Romina Del Plá, presentó por escrito un fiel reflejo de la situación de Chubut, ya que puso de manifiesto que “las paritarias de los estatales de Chubut se han suspendido por tiempo indeterminado. El pago escalonado es una violación al estatuto docente y a los convenios colectivos de trabajo, sin embargo, persiste desde hace tres años y cada vez en peores condiciones, sin cronograma y a cuentagotas”. Mientras que, al mismo tiempo, cuestionó al ministro Moroni: “¿No corresponde desde el Ministerio de Trabajo una intervención que impida que se sigan violando los derechos de los trabajadores estatales de la Provincia?”. Un cuestionamiento que el ministro de Trabajo prefirió no responder.


La crisis en Chubut también afecta al sector privado. Tanto en el sector petrolero como metalúrgico avanzan suspensiones con pérdida salarial. Al respecto, la diputada Del Plá referente del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, expuso en su cuestionamiento escrito al Ministro Moroni que “el grupo Aluar acaba de acordar con la seccional de la UOM de Puerto Madryn (que, dicho sea de paso, está intervenida desde hace más de un año) una rebaja salarial, consistente en abonar los días no trabajados al 70% sobre el neto, conforme los turnos reducidos establecidos por la propia empresa previamente con el compromiso de abonar la totalidad. Aluar es una de las empresas más importantes del país. Su facturación alcanza los 1.420 millones de dólares anuales. El 75% de su producción se exporta a mercados de EE.UU., Japón y Europa. A esto se suman sus inversiones en el área de energías renovables. Es evidente que la medida empresaria no obedece a una imposibilidad de afrontar sus compromisos salariales, sino a un aprovechamiento de la crisis, en una de las provincias más golpeadas por los ajustes y donde una parte sustancial de su población cobra sus salarios de manera escalonada o no cobra desde hace meses”.


En otro interrogante sin respuesta, Del Plá inquirió “¿cuál es el peso de la masa salarial en la estructura de costos de la compañía y qué porcentaje de su facturación representan los recortes anunciados? ¿No van a disponer ninguna medida para dar garantías salariales a estos trabajadores? ¿Se van a tolerar estas reducciones de salarios en Aluar?”.


Con una intervención plagada de denuncias sobre la situación de monotributistas, cuentapropistas, trabajadores en negro, la crisis en Chubut ha quedado expuesta una vez más, con indiferencia del gobierno nacional, del cual el gobernador Mariano Arcioni es aliado y, vale decir, de todo el arco político allí presente, que hizo caso omiso a la situación provincial. Las y los trabajadores de Chubut tenemos que organizarnos en forma independiente en defensa de nuestros salarios y nuestros puestos de trabajo, contra el pago de la deuda externa usuraria y fraudulenta y por impuestos extraordinarios a PAE, Aluar, Benetton, Conarpesa y todos los grandes capitales de la provincia, que viven de su saqueo desde hace años.

 



 

También te puede interesar:

Se profundiza la precariedad y la explotación laboral en el Estado. Fuera Cabandié.
Arrancó 2022 con grandes luchas ambientales. Escribe Santi Nuñez.
Las soluciones vendrán, como en Chubut, de la movilización popular