23/11/2020
EDUCACIÓN Y VIRTUALIDAD

Salta: joven docente muere por estrés laboral

Se trata de Angelina Mamaní de 38 años.

Angelina Mamaní

Angelina Mamaní, docente de 38 años, falleció como resultado de un ACV. Era una persona sana, sin antecedentes que pudieran anticipar esa trágica muerte; su familia denuncia que la causa fue el estrés laboral provocado por el trabajo con métodos virtuales.

El hecho ha producido una gran conmoción entre los docentes, ya que todos están sometidos a las condiciones que impone el trabajo de modo virtual. No hay horario de trabajo, los docentes están las 24 horas a disposición. También deben proveerse de todos los elementos de trabajo, desde los dispositivos hasta la conexión a internet, algo que debería ser responsabilidad del Estado ya que se trata de herramientas de trabajo. Es como si en las clases presenciales los docentes tuvieran que llevar el pizarrón a la escuela.

A esto hay que sumar el estrés que produce que el esfuerzo de los docentes no logre que el 100% de los alumnos tengan clases, ya que son muchísimos los que no cuentan con conectividad ni dispositivos. Algunos estudiantes han tenido contactos eventuales con los docentes, pero ni siquiera aquellos que pudieron seguir las clases virtuales han tenido una cursada adecuada ya que la virtualidad no puede reemplazar la presencialidad.

El gobierno ha cargado con toda la responsabilidad a los docentes. Ahora pretende que se recuperen contenidos con estudiantes terciarios que están haciendo sus residencias, sin garantía de salario ni de ART. Como lo reconoció ante diputados el propio ministro de Educación de la provincia, Matías Cánepa, el gobierno no está dispuesto a invertir en la recuperación de contenidos y apunta a la promoción automática de los alumnos de séptimo grado y quinto año de la secundaria.

Las enfermedades laborales han tenido un crecimiento pronunciado en medio de la pandemia. En estos días, nuestros compañeros de Tribuna de la Salud denunciaron que Norma Suárez, trabajadora administrativa del Hospital Papa Francisco que venía denunciando una situación de persecución laboral desde el ministerio y sobre-trabajo por insuficiencia de recursos y de personal en su área, acumuló un nivel de estrés laboral que le provocó parálisis facial de la que por suerte se va recuperando lentamente con la rehabilitación.

 

 

En la docencia, las enfermedades vinculadas al estrés laboral encabezan los pedidos de licencias desde antes de la pandemia.

Esta gravísima situación exige una respuesta unitaria de los trabajadores de la educación. Es necesario que se convoque a una asamblea provincial de manera urgente. ADP, nuestro sindicato histórico, ha sido siempre cómplice del gobierno y hoy, además, todos sus dirigentes están denunciados por corrupción.

Conocimos a Angelina por su participación tenaz en la lucha de los autoconvocados. Para que su caso no se repita, para conquistar nuestras reivindicaciones, redoblemos el esfuerzo para lograr que se llame a la asamblea provincial de docentes autoconvocados en pos de votar un pliego de reclamos y un plan de lucha.

¡Angelina Mamaní, presente!

 

En esta nota

También te puede interesar: