04/12/2008 | 1066

Salta: La lucha del asentamiento “El Cambio”

delegado del Asentamiento El Cambio

A raíz de la ola de asentamientos en toda la provincia (Cafayate, Rosario de Lerma, Orán) y en la capital (Zona Oeste Alta), a comienzos de octubre, el gobernador Urtubey se vio obligado a declarar el «déficit habitacional» y anunció el «Programa Comunidad Organizada».

El programa es totalmente insuficiente: prevé la entrega gradual de 3.000 lotes, cuando hay una demanda de 14.000 terrenos en la Capital y más de 35.000 en toda la provincia. Además, excluye de cualquier beneficio a los ocupantes ilegales. Urtubey, como Lara Gros en Orán, quiere disciplinar y escarmentar a los movimientos, a los campesinos y a los pueblos originarios.

La lucha de «El Cambio»

Con más de 600 familias, ocupamos los terrenos de la inmobiliaria La Loma hasta el 10 de octubre. Luego, con amenazas de represión y desalojo, nos retiramos para seguir la lucha en Tierra y Hábitat.

Luego de estériles reuniones en este organismo, decidimos rechazar la oferta de 26 miserables terrenos para pedir por un aumento del cupo y por la expropiación.

El 27 de noviembre, con cortes de calles durante todo el día en la entrada de la Casa de Gobierno, más de 100 compañeros pusimos en vilo a los funcionarios de TyH, a la policía y al gobierno. Mostramos que no hay ninguna planificación, que continúa el reparto de la miseria, que se van a entregar terrenos sin servicios en zonas inhabitables y alejadas.

En el mismo momento, los compañeros de la Coordinadora por la Vivienda se movilizaban a la Legislatura para apoyar el proyecto del PO de expropiación de Pereyra Rozas.

La respuesta del gobierno ante estas luchas fue tirar la pelota afuera y decir que «al PO no le va a dar ningún cupo (…) que gane las elecciones si quiere gobernar». En la Legislatura, ordenó a sus legisladores no debatir el proyecto y retirarse.

Esta situación refleja que para superar los límites insalvables de la política habitacional de Urtubey hace falta un movimiento de conjunto; la unidad de todos los que luchan por la tierra y la vivienda. Conformemos una gran Coordinadora que luche por:

– La reserva del 40% del suelo urbano. Abajo la especulación inmobiliaria.

– Entrega de los terrenos con servicios, bajo control del cuerpo de delegados.

– Expropiación de los terrenos de la Loma y de Pereyra Rozas controladas por los vecinos.

En esta nota