27/07/2006 | 956

Salta: Las intendencias del PRS, campeonas del trabajo en negro

Partido Obrero de Tartagal

Ruarte y Valenzuela son, respectivamente, los intendentes renovadores de Mosconi y Tartagal. Son los “Romero” de Mosconi y Tartagal. Sus gestiones se basan en mantener gran parte de su personal respectivo en las más precarias condiciones laborales. La metodología varía según el municipio. En las dos ciudades, el barrido de las calles, el desmalezamiento, la recolección de la basura, el bacheo de las calles son mantenidos casi exclusivamente con trabajadores de los planes, con horas extras y “planilleros”.


Hay decenas de compañeros beneficiarios de los planes que son obligados a contraprestar en diferentes sectores de los municipios. Desde macheteros hasta en las oficinas. En el caso de Mosconi, hasta hacen de policías de tránsito, y se les otorga un “plus”, en algunos casos según la función (o se les da horas extras, que en el caso de Mosconi, por ejemplo, no llegan a los dos pesos la hora). Hay trabajadores que están en estas condiciones ¡desde el ‘97!, cuando se consiguieron los primeros planes provinciales.


En las calles de Tartagal se ven cuadrillas de trabajadores a los se llama “planilleros”, limpiando las calles o los espacios verdes. Son compañeros que trabajan para el municipio sin ningún tipo de contrato. Sólo firman una planilla diaria, de ahí la denominación. La enorme precariedad laboral en la que se encuentran los expone a todo tipo de presiones y manipulaciones por parte de los punteros-funcionarios municipales.


Esto sin contar con la gran cantidad de comedores municipales, en los barrios y parroquias, que son atendidos exclusivamente por los planes.


En los hospitales y escuelas se encuentran trabajadores de los planes cumpliendo funciones de enfermeros, ayudantes de laboratorio, administrativos, maestranza, preceptores, docentes… y (para completarla) hasta en la Policía Federal, la Gendarmería y el Regimiento.


Asambleas y plan de lucha


El viernes 21, en Mosconi y Tartagal (como parte del plan votado por el Congreso Nacional del Polo Obrero y la campaña contra el trabajo en negro votada por el II Congreso del PO salteño), convocamos a sendas asambleas de los trabajadores de los planes que cumplen funciones en organismos del Estado. El objetivo era empezar a organizarnos y unirnos a los compañeros de toda la provincia en la Asamblea provincial del próximo 12 de agosto en Salta Capital, en un movimiento unitario. La concurrencia fue masiva en ambos casos.


Estuvo presente el compañero Rubén Morales, dirigente de este movimiento en la ciudad de Salta. En Mosconi, más de cincuenta compañeros eligieron una comisión provisoria y convocaron a una nueva asamblea para el próximo viernes. En Tartagal, casi 200 trabajadores se convocaron en el local del PO: se votó llamar una nueva asamblea para el lunes 24 y preparar un plan de lucha que incluya en primer término una movilización al Concejo Deliberante para imponer la incorporación a planta permanente de los municipales en negro.


En ambas asambleas se evidenció una gran expectativa en organizarse e ir a una lucha de fondo. Se elegirán delegados por sector y se invitará a los que no vinieron. Se está poniendo en pie a nivel provincial un gran movimiento que puede conmover la situación política de la provincia. Los antecedentes de Orán y Salta dan muestra de ello.