16/05/2021

Salta: se presentó la lista del FIT-U

Un paso adelante para dar batalla al régimen oligárquico de Sáenz y sus cooptados.

Con candidatos en seis departamentos y nueve municipios que alcanzan el 70% de la población, se presentó la lista del Frente de Izquierda y de Trabajadores Unidad, que como en todo el país reúne al PO, al PTS, al MST y a IS. En el último caso no tiene presencia en la provincia.

En Capital las listas estarán encabezadas por Claudio Del Plá (PO) que será el candidato a senador, Pablo López (PO) a diputado provincial, Andrea Villegas (MST) a concejal y Daniela Planes (PTS) a convencional constituyente. El Partido Obrero aportó la totalidad de los candidatos en 5 de los 9 municipios, y participa en todas las demás localidades con destacados militantes populares.

Se trata de un importante agrupamiento para ofrecer un canal de independencia política de los trabajadores frente a los candidatos del gobierno de Sáenz, que, como lo hicieran Romero y Urtubey, ha cooptado al conjunto de las fuerzas políticas tradicionales para sostener el continuismo del régimen oligárquico. Con el cierre de listas se agravó la migración al saencismo de los hombres del Frente de Todos (FDT). En Salta la grieta no existe en los términos en que se presenta falsamente a nivel nacional, la mayoría de “Juntos por el Cambio” y del FDT son listas colectoras de quien maneja la casa de gobierno. Se unen a él para hacernos pagar la crisis a los trabajadores. Las elecciones son para ellos la tentativa de reforzarse para avanzar en esta dirección. Nuestro desafío es, al contrario, que el voto ayude a plantar una oposición obrera y popular a este régimen descompuesto.

Por una salida de los trabajadores ante la catástrofe sanitaria y social

La inscripción de las listas coincidió con un severo agravamiento de la pandemia. Por eso estamos ante una elección “contra natura”, adelantada, y en medio de este cuadro sanitario. Los contagios crecieron, en los últimos siete días, un 50% en relación al número de casos de la semana pasada, alcanzando ya los números más altos del año pasado cuando todavía falta un mes para el comienzo del invierno. El sistema de salud es el mismo, pero con una demanda que podría ser 3 y hasta 7 veces mayor según Josefina Medrano, exministra de Salud de la provincia. Un colapso del sistema de salud está a la orden del día. Se han multiplicado los casos en los lugares de trabajo, como entre los mineros de los principales yacimientos. La presencialidad forzada de Sáenz se está cobrando la vida de docentes con al menos dos decesos por semana. Aunque el número de casos de Salta pone a la mayoría de los departamentos en rojo, “alto riesgo”, Sáenz se apoya en el decreto de Fernández que ahora busca ser convertido en ley, por el que se creó la nueva categoría de “alerta sanitaria”, para mantener funcionando toda la actividad económica.

Por el lado de la crisis social el hambre golpea a cada vez más salteños que acuden a las organizaciones piqueteras para organizar comedores y merenderos. Pero el gobierno ha cortado toda ampliación de la asistencia estatal en alimentos. Han vuelto esta semana los asentamientos porque explota el déficit de vivienda y a un año de haberse anunciado el “plan mi lote” no se entregó uno solo, en una provincia donde el año pasado las familias sin techo sumaban 72.000. El gobierno no ha previsto presupuesto alguno para reducir la actividad económica en una provincia que supera el 50 % en trabajo en negro y pobreza, con más del 10% de las familias en la indigencia.

Desde el Partido Obrero y el Polo Obrero damos todos los días la batalla contra el régimen que reproduce la pobreza y coloca al pueblo en la indefensión frente a la pandemia. Vamos por esa misma agenda popular a enfrentar este proceso electoral encabezando las listas del Frente de Izquierda. Tenemos el desafío y la oportunidad de convertirnos en la principal oposición al gobierno de Sáenz, de asociar el voto al refuerzo de la lucha por cada una de las causas populares que ponen de manifiesto el agotamiento del régimen oligárquico, y la necesidad de la lucha por un gobierno de los trabajadores.

A popularizar nuestro programa de 10 puntos frente a la pandemia, que es una guía para la acción frente a la crisis, que comienza por el planteo de la intervención de la industria farmacéutica para garantizar la producción estatal integral de vacunas en la Argentina bajo gestión de los trabajadores; por la centralización del sistema público y privado de salud en uno solo, que garantice el derecho de acceso a la salud de toda la población; por el subsidio de 40.000 pesos a toda familia sin ingresos para que puedan tomar todas las medidas de prevención ante la pandemia. Por el salario igual al costo de la canasta familiar y la indexación mensual por inflación. Por el fin de la precarización laboral y el pase a planta de todos los trabajadores de la salud. Vamos a la lucha por un gran fondo provincial de emergencia en base a un impuesto a la banca, a la minería y las grandes propiedades, como ya hemos planteado en la legislatura, bajo control de los trabajadores, que financie todas las demandas populares.

Es con esta caracterización y este programa que abordamos esta elección para desarrollar nuevos núcleos del Partido Obrero en numerosos pueblos y gremios, para defender nuestra banca en diputados y conquistar nuevas que refuercen la lucha por una salida de los trabajadores a la crisis capitalista.

 

También te puede interesar:

Se votaron campañas políticas y se designaron las y los voceros.
Volantazos de Morales frente a la pandemia, mientras que crece el apoyo al Frente de Izquierda.
La campaña, bajo la sombra del Covid-19. Panorama político de la semana.
Vamos por el congreso del FITU para potenciar a los trabajadores, a los luchadores y a la perspectiva obrera y socialista. Escribe Eduardo Salas
Un escenario político turbulento en la provincia de Buenos Aires