23/06/2021
Provincia de Buenos Aires

San Isidro: Posse anuncia su candidatura y vende espejitos de colores

En la oposición de Juntos por el Cambio se siguen sacando chispas por las listas aún no definidas. En este marco, Gustavo Posse, intendente del distrito bonaerense de San Isidro y miembro de la UCR, confirmó su candidatura a Diputado Nacional de cara a las próximas PASO previstas para septiembre, haciendo énfasis en que esta instancia “es una oportunidad para contribuir en Juntos por el Cambio”.

Hace unos días, el mismo Posse fue noticia por criticar los polémicos dichos de Mauricio Macri respecto al Covid-19 y su comparación con una simple gripe, a lo Bolsonaro. También agregó que no estuvo de acuerdo con gran parte del mandato del expresidente y que este “dejó una herencia que no es buena, pero terminó su mandato”.

De este modo, Posse busca desmarcarse del fracaso del gobierno de Macri a pesar de que conformaba el mismo espacio político que el expresidente. A su vez, pretende mostrarse preocupado por el abordaje de la pandemia, condenando las posturas negacionistas que anidan en un sector de Juntos por el Cambio.

Se trata de una impostura, ya que el manejo de la crisis sanitaria en el municipio donde a Posse le toca gobernar dejó mucho que desear. San Isidro ya en el mes de abril, por ejemplo, tenía el 90% de las camas ocupadas. Además, nunca se destinó ningún tipo de presupuesto para el reforzamiento del sistema de salud distrital. La única medida llegó un año y medio después de comenzada la pandemia y consistió en agregar tan solo tres camas de terapia intensiva en el Hospital Materno Infantil.

Tampoco olvidemos que el mandatario municipal es un acérrimo defensor de las clases presenciales. Hasta presentó en su momento un amparo en la Corte Suprema de Justicia en contra de la medida nacional de suspender las presencialidad escolar, aunque luego fue rechazada. A esto se le suma el hecho de que la semana pasada, junto con Jorge Macri, salieron a festejar con bombos y platillos el anuncio de Kicillof de la vuelta a las aulas, asegurando que “es fundamental que los chicos estén en los colegios para su vida social y su educación” haciendo vista gorda respecto al foco de contagios que son estos, con el aliciente de la falta de infraestructura de las escuelas para garantizar el cumplimiento de los protocolos.

De esta forma, Posse se perfila para competir en la interna de Juntos por el Cambio de cara a las elecciones. Sin embargo, no tiene ninguna medida para ofrecer más que el ajuste que viene desenvolviendo donde gobierna, generando efectos devastadores en materia de salud y vivienda. Lo único que motoriza su accionar es el anhelo de hacer carrera política y defender, ahora con un cargo de diputado, los intereses patronales a costa del pueblo trabajador.

En este sentido, debemos contraponer un programa que verdaderamente priorice la salud y los intereses populares. Es necesario la centralización del sistema de salud en manos de los trabajadores y trabajadoras para terminar con todos los negociados y poner los recursos necesarios al servicio de la población, junto con la triplicación del presupuesto. Por otro lado, es fundamental acrecentar la organización de los docentes y estudiantes para luchar por protocolos efectivos en las escuelas y un plan de vacunación. Esto forma parte del planteo que defendemos desde el Partido Obrero y el Frente de Izquierda Unidad, el cual consiste en una salida por parte de los trabajadores a la crisis.