31/07/1997 | 550

Santa Cruz no es una estancia

Por Mónica

El gobernador Kirchner considera a la provincia de Santa Cruz como su feudo personal. Entrelazado con los grandes intereses de los pulpos petroleros, de la pesca y estancieros, Kirchner considera a los trabajadores públicos como sus siervos.


En Río Turbio, el Consejo del Partido Justicialista (dirigido por Kirchner) ha solicitado (a Kirchner) sanciones contra tres dirigentes docentes por el delito de… manifestar políticamente en contra de Kirchner y su política antiobrera. Se trata de dos congresales al Congreso Nacional de Ctera y de un miembro de la conducción provincial del sindicato docente, ADOSAC. Los trabajadores-siervos estatales no pueden discrepar con el ‘señor’ gobernador.


En Río Gallegos, una Unidad Básica del PJ convocó a una reunión de sus punteros para destituir a una directora que reclama por el estado edilicio de la escuela que dirige. Este ataque fue denunciado por los padres de los alumnos de la escuela, que concurrieron a la “reunión” y se encontraron con “personajes” ajenos a dicha comunidad educativa. Este ataque fue rechazado, ya que la directora fue respaldada por los docentes y los padres.


Hace tres meses que la docencia oficial está sin representación en el Consejo Provincial de Educación. Su presidente, un hombre de Kirchner, maniobra para impedir la asunción de la única suplente existente —electa democráticamente según la constitución provincial— ante la renuncia de la titular. Frente a la campaña pública que viene realizando ADOSAC —se han pronunciado los concejos deliberantes de diversas municipalidades y los bloques opositores de la cámara de diputados provincial—, el gobierno hace oídos sordos. (Demás está decir que la compañera que debe asumir no es del palo de Kirschner, responde a la lista Rosa de Adosac y es defensora de la escuela laica, estatal y gratuita).


El presidente del Consejo de Educación ‘identifica’ a quienes reclaman por sus derechos (y los presiona personalmente para que se rectifiquen de los petitorios que firman). Los días de pago solicita listas con nombre y apellido de quienes adhieren a las medidas de fuerza. Los funcionarios “de educación” recorren las escuelas exigiendo a los directores que no permitan pegar afiches gremiales (y en algunas oportunidades, los arrancan y rompen ellos mismos).


El ataque al gremialismo docente indica el propósito estratégico de Kirchner de avanzar en la imposición de una nueva ley provincial de educación que haga tabla rasa con las conquistas democráticas existentes y con los derechos de los trabajadores de la educación. Abajo el autoritarismo, plena libertad sindical. Cese de los sumarios. Asunción del titular docente en el Consejo Provincial de Educación.

En esta nota

También te puede interesar: