19/09/2021

Santa Cruz: se va un ministro, el ajuste continúa

Alicia Kirchner tuvo tres gestos esta semana, que permiten vislumbrar como se ha procesado la derrota electoral en la cuna del kirchnerismo.

El lunes 13 (mientras pedía la renuncia de su gabinete) el gobierno ofreció en la paritaria docente un miserable 5% de aumento que apenas suma para el año un 40%, por debajo incluso del 45% de la paritaria docente nacional. El viernes 17 (mientras aceptaba la renuncia del jefe de gabinete) realizaba la misma oferta en la paritaria de la administración pública provincial, la cual las conducciones gremiales oficialistas se vieron obligadas a rechazar. La conclusión es simple: el gobierno de las “finanzas equilibradas” sigue achatando salarios que han perdido en sus seis años de gobierno la mitad del poder adquisitivo. Los empleados públicos y maestros en Santa Cruz están muy por debajo la línea de pobreza y esa política se profundiza.

Al sábado 18 no se conoce aún el reemplazante de Leo Alvarez (si es que lo va a haber), ni reemplazos en otros ministerios, lo cual permite pensar que el pedido de renuncia del lunes fue un paso de comedia para marcarle la cancha a Alberto Fernández con un “ejemplo”. Un libro hecho film hace algunas décadas creó una palabra para designar a quienes hacen algunos cambios para que de fondo nada cambie: “Il Gatopardo”.

Para completar el cuadro de “gatopardismo”, Alicia estuvo junto a Alberto en la presentación de la “Ley de Promoción Hidrocarburífera”, que según el ministro de Energía provincial “toma muchos aportes hechos desde nuestra provincia”. Este proyecto extiende a las petroleras muchos de los beneficios impositivos y privilegios que ya poseen las megamineras, especialmente la “estabilidad fiscal por 20 años” y acceso a dólares para girar divisas al exterior.

Este lobby petrolero es una constante en los 30 años que llevan gobiernando los K en nuestra provincia.

El paro docente marca el camino

Donde sí se ven los cambios producidos por el terremoto electoral del 12 de septiembre es en el estado de ánimo de los trabajadores, y en primer lugar ha sido el gremio docente Adosac la que tomó la iniciativa, rechazó las ofertas salariales miserables y realizó un paro masivo el viernes 17, con movilización al Ministerio de Economía. Esta lucha de la docencia se coloca en la misma sintonía que la movilización del Polo Obrero y la Unidad Piquetera, como expresión real de la lucha contra el ajuste. Se impone el reclamo de un paro provincial, por el aumento salarial de emergencia y el pase a planta de los precarizados.

En medio el juego de acusaciones de la interna presidencial, en la que han confirmado al ministro Martín Guzmán, nadie ha reparado que su política de ajuste se queda corta si se compara con la de Alicia Kirchner en Santa Cruz, que como acabamos de describir sigue impávida por el mismo camino.

 

También te puede interesar: