07/01/2020

Santa Cruz: sin novedades del sueldo de diciembre

Transcurrida la primera semana de enero no hay dinero en los bolsillos de las y los trabajadores estatales y docentes, peor aún no hay anuncio de la fecha de pago.


Con una canasta básica que sigue su subida inflacionaria, con productos con IVA, en medio de las fiestas de Año Nuevo y el inicio de las vacaciones, la realidad es que, en Santa Cruz, los reyes magos ni se asomaron.


El dato de la jornada sin duda es que, en los últimos cuatro días hábiles, la provincia recibió 857 millones de pesos en concepto de coparticipación federal. Este ingreso de dinero a las arcas provinciales es notablemente mayor, si lo comparamos con diciembre de 2018.


Todos estos datos, disponibles con más detalle en la página oficial del gobierno de Santa Cruz, evidencian cada vez más de qué lado están quienes hoy rigen los destinos de nuestra provincia. En una nota anterior, develábamos cómo la clase gobernante favorecía a las grandes corporaciones mineras extranjeras, que saquean nuestros suelos y se llevan miles de millones en ganancias, dejando a nuestra provincia sin recursos, sin agua, sin inversiones.  Mientras tanto, la clase trabajadora padece uno de los ajustes más brutales de los últimos tiempos: un congelamiento salarial que apenas puede cubrir las necesidades básicas de las familias santacruceñas. Suspensión de paritarias, ofrecimientos a la baja, nula inversión en educación y salud y, ahora, ni sueldo de diciembre, es el “regalo de Reyes” que recibieron las y los trabajadores estatales y docentes en este fin de año.


En este cuadro las burocracias sindicales actúan como cómplices de este ataque a los trabajadores: sin ir más lejos, Carlos Garzón, dirigente de ATE afirmaba ayer que “los bonos son un paliativo (2.000 pesos) que oxigena el bolsillo…” (Diario Tiempo Sur, 5/1/2020). En una provincia con una canasta básica de más de 40 mil pesos, ¿qué paliativo pueden ser 2.000 pesos? Es de público conocimiento que los salarios estatales son de un nivel de pobreza alarmante, y claramente los dirigentes gremiales, que solo se sacan fotos con la gobernadora Alicia Kirchner, serán el obstáculo a superar para cambiar la situación.


-vamos por la apertura de las paritarias.


-vamos por salarios que cubran la canasta básica.


-vamos por más inversión en educación y salud.