08/07/2020

Se agrava la crisis de IOMA: no hay atención en La Plata

La Agremiación Médica Platense para 48 horas por falta de pagos

En otro capítulo de la crisis y vaciamiento del IOMA la Agremiación Médica Platense (AMP) dispuso no atender a los afiliados por 48 horas, los días 7 y 8 de julio por el retraso en el pago de las prestaciones del mes de abril y en reclamo de un aumento a los honorarios médicos. Quienes necesiten atenderse sólo podrán hacerlo como “particulares”, es decir pagando, a pesar de que los afiliados a la Obra Social de la provincia siguen haciendo sus aportes normalmente. Nuevamente está en cuestión la salud de los trabajadores; en junio pasado se movilizó la Comisión de Familiares de la docente Gabriela Ciuffarella junto a la Junta Interna de IOMA y la Lista Multicolor del Suteba denunciando una lista de afiliados, entre ellos Gabriela, que fallecieron por no recibir los medicación a término.

La puja entre el IOMA y la AMP no es nueva, pero se agravó con el anuncio del subsidio a los grupos privados de la salud. A pesar de que la dirigencia de la agremiación de médicos tiene íntimos vínculos con los directores de sanatorios y clínicas (incluso algunos son accionistas) la propia AMP tuvo que reconocer que se está privilegiando a “los empresarios que reciben cientos de millones de pesos por mes” . Días atrás y en medio del conflicto abierto por la denuncia penal por fraude contra IOMA, la AMP realizó una caravana “en defensa de la libre elección de los médicos” denunciando un intento de “paminizar” ( por el PAMI) la obra social pasando a un régimen de cápitas otorgadas . En la caravana estuvo ausente la denuncia del vaciamiento del IOMA, que Kicillof agrava con este subsidio al capital que saldrá de las arcas de la Obra Social.

Desde la presidencia de IOMA Homero Giles salió a desmentir que estuviese en discusión un cambio de régimen, y volvió a la carga con la acusación de que habría sido la propia AMP una de los beneficiadas con las facturas y prácticas sin documentación de respaldo en una defraudación a la Obra Social que asciende a 8 millones de pesos. Estas facturas truchas son parte de un entramado de corrupción y sobreprecios en la adquisición de prótesis e insumos que fue moneda corriente bajo Vidal. El choque de intereses está provocando un terremoto político que saca a luz lo que ha sido, por otra parte, una caja negra de todos los gobiernos.

El enfrentamiento entre la AMP y el IOMA se agudizó después de que Kicillof y Homero Giles, anunciaran un préstamo por 410 millones de pesos mensuales a las clínicas y hospitales privados, desatando una disputa feroz por el destino del “crédito blando”, sin intereses y de dudosa devolución. Con este subsidio al capital a tasa cero, Kicillof cedió ante la presión capitalista que amenazaba con privar de camas al sistema sanitario; sin embargo los grupos empresariales de la salud privada desconfían de que el gobierno- con la provincia en default y una caída en flecha de la recaudación tributaria- termine demorando el envió de los fondos o metiendo mano en los más de 400 millones de pesos que salgan mes a mes del IOMA.

Por otra parte la AMP , que fue al “paro” dejando sin atención a los afiliados del IOMA, se alineó con las privadas denunciando supuestos intentos del gobierno provincial por quedarse con aquellos sanatorios y clínicas que “no puedan devolver sus préstamos al estado”. Señal clara, también de que los mercaderes de la salud meten presión para no pagar en nombre de la emergencia económica. Hay que tener presente que estos centros de salud privados , entre los que se encuentran grandes grupos como el de Tassi que monopolizan el mercado, y a los que el gobierno de Kicillof y el ministro Gollán presentaron falsamente como “pymes familiares” reciben los ATP ( en este caso sangrando a la Anses) para el pago de una parte de los salarios.

La crítica situación del IOMA hace agua por todos lados. A la lucha de los trabajadores que son prestadores de salud, y no cobran desde hace meses como sucede con los asistentes terapéuticos, se suma ahora la solicitada del sindicato de Salud Pública donde se reclama por una deuda que mantiene el organismo con los hospitales municipales. Desde el mes de diciembre de 2019 no aparecería lo facturado por estos nosocomios en la cuenta del SAMO Este Sistema de Atención Médica Organizada (SAMO) permite a los hospitales públicos facturar a las obras sociales, mutuales, prepagas, seguros de salud y ART las diferentes prestaciones que realizan a sus afiliados, estableciendo que un 10% de lo recaudado debe ir al Fondo Provincial de Salud, el 40% para insumos de los hospitales y el 50% como bonificación para los trabajadores sanitarios .

Los sindicatos tienen que intervenir pero no lo hacen. Las burocracias de SUTEBA que tiene un veedor en el IOMA y de ATE denuncian de palabra que los 410 millones de pesos salgan de la Obra Social pero no mueven un dedo para parar este vaciamiento del “gobierno amigo”. Sí aprovechan el conflicto con la AMP para cerrar filas con el gobierno y la presidencia del IOMA.

Como toda crisis, el saqueo al IOMA sacó a la luz un presupuesto millonario del que se apropian los gobiernos y que es una fuente de negociados de todo tipo con el capital. Rechazamos que sean los trabajadores los que tengan que pagar este vaciamiento de la Obra Social y financiar a los privados mientras los “nacionales y populares” retroceden en chancletas y dejan de lado la perentoria y necesaria centralización del sistema de salud. Los trabajadores y afiliados al IOMA no pueden pagar la crisis. Reclamamos el pago inmediato de todas las deudas con los trabajadores afectados, la apertura de los libros al control popular y un IOMA dirigido por los trabajadores.

La lucha en defensa del IOMA es una bandera del sindicalismo combativo y de unidad de los estatales, docentes y todos los trabajadores del estado bonaerense.

 

También te puede interesar:

Maroni encubre que la propagación de contagios se debe a la escasez de personal, a la mala calidad de los EPP y al déficit de infraestructura.
Justicia por Andrea Encina.
La responsabilidad del PJ y las patronales.
Una carta para encubrir al victimario y amedrentar a las víctimas.
Los hisopados siguen haciéndose a cuentagotas.