01/04/2020

Se filtra video de Mario Ishii diciendo “En José C Paz pueden morir entre 4 mil y 5 mil personas”

El intendente confiesa la crisis sanitaria, económica y social del distrito

En el día de ayer se filtró un video donde se lo ve a Mario Ishii (intendente de José C Paz) exclamando, ante un grupo de vecinos que estaban a la espera de alimentos, que en José C Paz “pueden morir entre 4 mil y 5 mil personas” y que “en  el distrito no puede haber ningún estallido social” en tono claramente amenazante.


Por estas tremendas frases esgrimidas por el barón del conurbano, José C.  Paz ganó, brevemente,  la atención mediática. El sinsericidio de Ishii ilustra de cuerpo entero la crisis sanitaria económica y social que acecha al distrito, y que tiene, precisamente, a l mismo Ishii como el máximo responsable (gobierna el distrito personalmente o a través de representantes interinos hace 21 años).



Crisis sanitaria


El distrito se encuentra en una situación de emergencia mucho antes de que se la declarara a nivel nacional. Los trabajadores de los centros de atención primaria de la salud vienen denunciando el vaciamiento de los mismos: la falta de personal, profesionales, servicios, insumos, y una total improvisación de parte del municipio para hacer frente a la pandemia del coronavirus.


José C. Paz cuenta con 7 hospitales municipales, que sin embargo no están preparados para atender a los vecinos que acuden a ellos. El hospital provincial “Domingo Mercante” (que absorbe un gran número de vecinos paceños) se encuentra desfinanciado para hacer frente a la pandemia, como lo han denunciado sus trabajadores y lo demostró la viralización (por redes sociales)  de la noticia sobre la falta de insumos elementales para el personal. 


La respuesta de la intendencia ha sido la intervención directa de la secretaria de Salud, poniéndose el mismo Ishii a la cabeza. Esta (no) respuesta no cambia un centímetro la realidad de la salud pública en José C Paz. La cartera de Salud siempre ha estado a cargo del Ishiismo. De esta manera se refuerza la municipalización de la salud y continúa con el desguace.


 Lo que necesitamos para afrontar esta emergencia es en primer lugar la centralización de todo el sistema de salud público y privado en un comando único, centralizado por el Estado y dirigido por comités de higiene y seguridad a cargo de los mismos trabajadores de la salud, expertos y científicos. Exigir, además, el pase a planta permanente para todos los trabajadores de la salud precarizados (que en nuestro distrito son muchísimos), el aumento salarial , el pago de un bono extraordinario que retribuya la tarea de riesgo que realizan, y el reconocimiento de las 6 horas por tratarse de trabajo insalubre. 


Emergencia Social


Las condiciones de vida de los trabajadores y vecinos de los barrios son alarmantes. Con la mayoría de sus habitantes sin servicios esenciales como  red de agua potable y cloacas; obras hidráulicas y condiciones higiénicas básicas como lo son productos esenciales de limpiez. La crisis habitacional es brutal, muchas familias levantan sus casillas en medio de basurales, donde muchas veces la tierra hace de piso. Esto no solo expone a miles de familias humildes al Covid-19, sino también a otros virus como el Dengue. 


Mario Ishii, en medio de esta profunda crisis, despidió a todo el plantel de la orquesta municipal, dejando a los trabajadores y sus familias sin trabajo. Esta es la verdadera respuesta que desde la intendencia se le dan a los trabajadores: Mas ajuste.


Desde el Partido Obrero nos sumamos a impulsar una gran campaña barrio por barrio por la reincorporación de los trabajadores despedidos


Nuestra intervención y programa


Es en este sentido que desde las asambleas de barrio del Polo Obrero venimos impulsando planes de lucha locales que pongan en el centro de la escena comunal los grandes problemas que tenemos los vecinos y las familias trabajadoras de José C. Paz: Prohibición de suspensión y despidos. Seguro al parado de $30.000. Plan de obras públicas y de viviendas populares bajo control de las asambleas barriales. Trabajo genuino para todos los trabajadores desocupados. Plan de obras hidráulicas, sanitarias y de higiene que garanticen a todos los barrios vivir en condiciones dignas y prevengan a la población de las enfermedades que sobrevienen de vivir en lugares rodeados de basurales, arroyos sin cloacas, etc.  


Exigimos que el municipio cumpla con el refuerzo prometido en la entrega de alimentos y artículos de higiene para barrios, merenderos y comedores populares.


Desde el Partido Obrero proponemos estamos empeñados en promover la intervención independiente de los trabajadores frente a esta crisis. Llamamos a poner en pie comités de higiene y seguridad en cada barrio, conformados por sus propios vecinos, para debatir una salida que contemple nuestras necesidades.


Un programa que tenga como eje defender al pueblo trabajador de la pandemia y del hambre, debe tener como primer punto suspender inmediatamente el pago de la deuda usurera y poner todos los recursos del país en función del pueblo trabajador.

 

También te puede interesar: