27/02/2014 | 1303

Se realizó la asamblea nacional parlamentaria del Partido Obrero

asamblea parlamentarios PO

La primera asamblea de parlamentarios del Partido Obrero deliberó con la presencia de diputados nacionales, legisladores provinciales y concejales de Salta, Mendoza, Santiago del Estero, Córdoba, Neuquén, Santa Fe, Buenos Aires y la Capital, los días 18, 19 y 20 de febrero pasados. La asamblea discutió la situación política y nuestro método de trabajo parlamentario, y estableció una coordinación nacional de esa tarea.

La acción parlamentaria
y la crisis política

El plenario caracterizó la tarea parlamentaria del PO y del Frente de Izquierda en el cuadro de la crisis política en curso, y de las demandas obreras y populares que esta crisis genera y agudiza. Toda la atención parlamentaria debe estar focalizada, entonces, en desarrollar estas demandas y las luchas por su satisfacción mediante una decidida acción de propaganda y agitación a partir de las tribunas que representan el Congreso, las legislaturas y los concejos.

La asamblea resolvió impulsar la presentación, en primer lugar, de proyectos de ley en defensa del salario y del derecho al trabajo, que sirvan de propaganda a ese fin . Estos proyectos, que están en debate en la mesa nacional del Frente de Izquierda, plantean la prohibición de suspensiones y despidos, el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario, un aumento de emergencia de 3.000 pesos y un salario mínimo que cubra el costo de la canasta familiar, relevada por organizaciones obreras, hoy en el orden de los 9.000 pesos. Se destaca también el proyecto de abolición del impuesto al salario.

La asamblea debatió los otros aspectos de la crisis social: vivienda, educación o salud. Se discutió la iniciativa de la bancada salteña -una campaña por la reserva de tierras ociosas para la vivienda popular y la convocatoria a un Congreso de Vivienda. Al mismo tiempo hemos recogido la demanda de sectores de campesinos de Santiago, de suspender los desalojos en la provincia. Desarrollamos, de este modo, una unión entre la bancada y las organizaciones campesinas en lucha.

Siempre con el método de atender las exigencias que plantea la crisis política y la lucha popular, el plenario determinó como eje fundamental denunciar la tentativa de volver a clausurar la paritaria docente con un decreto. Los parlamentarios de izquierda no pueden ignorar el grave atentado que semejante acción implica contra el derecho de los sindicatos a reclamar ante las patronales y el Estado. La asamblea apoyó a la lucha por vacantes para todos en la Ciudad y la campaña de la banca del Frente de Izquierda en la Legislatura porteña, que arrancó la convocatoria de una sesión extraordinaria para el próximo 26.

La agenda oficial

La política del gobierno es sustraerle al Congreso todas las cuestiones estratégicas de la crisis: la devaluación, el manejo de las reservas y de la moneda por parte del Banco Central, el uso fraudulento de los fondos de la Anses, las negociaciones para pagar al Ciadi, al Club de París y a Repsol -que luego serían presentadas como hechos consumados, o sea en términos de extorsión. La agenda oficial es extraparlamentaria, a cargo de la burocracia fuera de control del Poder Ejecutivo -todo ello con la complicidad de la oposición, que se esconde en “la división de poderes”. Lo que ha quedado para la agenda legislativa es la reforma del Código Civil, que, por un lado, pretende blindar judicialmente a los funcionarios del Estado y, por el otro, criminaliza el derecho al aborto. La misma orientación está presente en la reforma del Código Penal, que insiste en la criminalización de la protesta social. La reforma pretendidamente garantista es un saludo a la bandera, porque ni modifica la arbitrariedad del Poder Judicial ni toca en lo más mínimo el sistema penitenciario de violación a derechos humanos elementales. Tampoco dedica una línea a la acción confiscatoria de los grandes grupos económicos, que se manifiesta en la fuga clandestina de capitales o en los ataques contra la estabilidad de la moneda y los ahorros en los bancos.

En los municipios hay una campaña de reforzamiento de los Códigos de Faltas, que son el preludio del “gatillo fácil”. Nuestras bancas desarrollarán una batalla contra el reforzamiento represivo del Estado contra el gatillo fácil y la impunidad en directa conexión con los movimientos de lucha de la mujer. En el Congreso Nacional, ya hemos presentado una resolución por la destitución del represor Milani, que es objeto de una campaña política con el apoyo activo de organizaciones y dirigentes destacados de los derechos humanos. Todas las bancas nacionales, provinciales y municipales del Partido Obrero en el Frente de Izquierda impulsaremos declaraciones y actividades legislativas en ocasión del día internacional de la Mujer, reafirmando la lucha por el derecho al aborto seguro, legal y gratuito. Finalmente, reforzaremos la campaña popular por la absolución de los condenados de Las Heras y el impulso de declaraciones en todos los parlamentos, nacionales y provinciales.

Los parlamentarios del PO debatieron también la crisis política en Venezuela. Se resolvió la salida de una declaración en rechazo de las provocaciones golpistas de la derecha, y con una fuerte delimitación con el régimen nacionalista burgués en franca descomposición. Denunciamos, por otra parte, las mediaciones internacionales, al tiempo que defendemos las libertades democráticas y abogamos por la independencia de las organizaciones populares con respecto del Estado.

Nuestro método

La acción de nuestras bancadas está fundada en la lucha de clases. Los parlamentarios del Partido Obrero actuaremos como voceros de la clase obrera y de todos los explotados contra el capital y el Estado. La lucha de clases debe madurar como lucha política. Al llevar las luchas obreras y populares al recinto, convertimos a cada uno de estos conflictos en una lucha de carácter político. La labor parlamentaria, ligada a la experiencia de la lucha, debe servir a la educación política de los trabajadores. Vamos a impulsar el debate y la aprobación de nuestros proyectos en reuniones, plenarios y asambleas de trabajadores. La labor de las bancadas será sometida a asambleas periódicas. La actividad parlamentaria debe ligarse al reclutamiento de nuevos miembros para la construcción del Partido Obrero. Las campañas políticas deben ser llevadas adelante por el conjunto de la militancia. La agitación parlamentaria debe llegar también a las provincias donde no tenemos representación legislativa.

Nuestras iniciativas parlamentarias deben desarrollar una alternativa de poder -éste es el contenido del casi millón y medio de votos que ha recibido el Frente de Izquierda. Este mandato se manifiesta del modo más agudo en Salta y en su ciudad Capital, donde el Partido Obrero conquistó el primer lugar en la pasada elección. La asamblea debatió extensamente esta cuestión. Defendemos el derecho del Partido Obrero a presidir el Concejo Deliberante de esa Capital, para desarrollar las reivindicaciones votadas en los comicios y para convocar a una constituyente municipal soberana, que tome medidas que pongan fin a la burocracia y a los negociados con los recursos del Estado, y que desarrollen una democracia política deliberativa.

El plenario votó una declaración «contra la devaluación, el ajuste y los decretazos contra el salario», y un comunicado de prensa. Asimismo, resolvimos difundir esos textos en conferencias, ruedas de prensa y reuniones de trabajadores en todas las provincias y municipios.


Mariela Solesio

También te puede interesar:

La burocracia va en listas separadas sin romper con el TEP-Celeste. Vamos con la Multicolor-Bermellón e independientes.
Las asambleas y el Congreso Provincial de Adosac determinaron paro de 24hs para este viernes 17/9.
Recorrida por Neuquén, Plottier y Cutral Co-Plaza Huincul.
Hablaron las candidatos bonaerenses desde el búnker del Frente de Izquierda Unidad.