01/11/2012 | 1246

Sí, vayamos al paro general

La CGT y la CTA opositoras aún no confirmaron la fecha del paro general.


Lo anunciarían para el 20 ó 22 de noviembre.


La clase obrera tiene razones de sobra para una huelga general.


La inflación ha convertido a las paritarias de este año en un recuerdo lejano.


Pero, además, están las suspensiones y despidos en la industria. También la nefasta ley de ART. La política oficial asiste a los banqueros y privatizadores.


A costa, claro está, de desvalorizar el salario y las jubilaciones.


El paro, sin embargo, no forma parte de un plan de lucha. Moyano y Micheli no presentaron un programa alternativo a los ajustes oficiales.


Quieren colocar nuestros reclamos -y este paro- al servicio de los Macri, Binner o De la Sota.


Todos ellos coinciden en reclamar una devaluación de la moneda.


Otra forma de confiscarnos el salario y las jubilaciones.


Las limitaciones de la burocracia opositora no son novedad.


Pero para superarlas lo que tenemos que hacer es ir con todo a la huelga.


Promover asambleas y plenarios en todos lados.


Cuanto más contundente sea el paro, podremos enfrentar con más fuerza la tentativa de llevar a la clase obrera al campo de los explotadores oficialistas o de la oposición.


Preparemos con fuerza este paro, para que la clase obrera irrumpa, con sus propias aspiraciones y reclamos, en la enorme crisis nacional.

También te puede interesar:

Venían reclamando con sucesivas manifestaciones la salida de Rogelio Sager. La pelea sigue para que se vaya toda la comisión directiva.
A 90 años de la fundación de la CGT.
Continúan los históricos manejos discrecionales, por parte del Ejecutivo y de una burocracia sindical de espaldas a los trabajadores.