17/11/2011 | 1203

Skanska y el padre de Filmus

-Exclusivo de internet

Se conoció hace unos días que la Cámara Federal porteña sobreseyó a todos los funcionarios públicos y empresarios involucrados en las coimas del caso «Skanska». Benefició no sólo a funcionarios K, como al Secretario de Energía Daniel Camerón y otros, sino también a sectores de la patria contratista involucrados. Dentro de estos se encuentran nada más y nada menos que empresas del grupo Macri, como Camargo y IECSA, que también se beneficiaron del fallo. Estas empresas están anotadas ahora para obras millonarias, como el soterramiento del ferrocarril Sarmiento (4.000 millones de dólares).

El caso Skanska da más tela para cortar. El primer juez en ocuparse de la causa fue Guillermo Montenegro, quien decidió apartarse de la misma para convertirse en Secretario de Seguridad de Macri, o sea, en el mandamás de la Policía Metropolitana. Por esa función Montenegro fue uno de los principales involucrados en la causa por escuchas ilegales que tuvo como protagonista a Fino Palacios. La causa contra Montenegro terminó en la nada.

Más recientemente, sin embargo, los K denunciaron al asesor del PRO, Durán Barba, por la campaña sucia contra Daniel Filmus y su padre. Las primeras acciones dispuestas por la jueza Servini de Cubría dieron con las empresas encargadas de realizar el trabajo sucio de llamados telefónicos difundiendo información falsa contra Filmus y su padre.

¿Entrará esta causa en la negociación entre los kirchneristas y Macri? La reunión secreta que tuvieron hace un par de semanas Cristina Kirchner con Durán Barba hacen pensar que sí.

También te puede interesar:

La querella le solicitó al juez interviniente, Martín Bava, su detención. El letrado lo convocó a declarar nuevamente el jueves 28.
Fue citado a declarar por el seguimiento a familiares del ARA San Juan.
El recambio en la cartera de Educación no es el reconocimiento del daño hecho a miles de jóvenes sino la profundización de ese modelo.
Del verso del "gobierno de científicos" a la privatización del sistema científico.
Se consolida la pérdida del poder adquisitivo bajo los gobiernos del Frente de Todos y Cambiemos.